Las posibilidades de producción en España de cultivos energéticos son grandes por el terreno sin ocupar, según expertos

El Gobierno revisará el Plan de Fomento de Energías Renovables este mismo año
SORIA, 17 (EUROPA PRESS)
El jefe de Área de Energía del Ministerio de Educación y Ciencia, Manuel Montes Ponce de León, destacó hoy en el I Encuentro sobre Bioenergía en Soria las posibilidades de producción de cultivos energéticos en España por ser uno de los países de la Unión Europea con mayor extensión de terreno sin ocupar y la densidad de población más baja, por lo que “sería un recurso que aumentaría la riqueza de las zonas agrícolas y de las zonas que se están despoblando, que tendrían una oportunidad para volver a repoblarse”.
Desde el punto de vista energético, destacó que “es una alternativa que puede cubrir una gran proporción de combustibles fósiles que ahora mismo importamos, lo que requiere un tiempo de adaptación a las nuevas tecnologías y el uso de las distintas biomasas”. El experto apuntó que la reforma de la PAC puede ser una alternativa junto al aprovechamiento de la biomasa energética, que desde ahora va a apoyar la UE. “Puede ser un lanzamiento importante para los agricultores”, afirmó.
Igualmente, el encargado de ofrecer la lección inaugural del encuentro, hizo referencia a los niveles de producción de España respecto a los países de la UE y afirmó que “aunque el orden no sea indicativo, estamos muy atrás”. En el caso de biomasa para uso de combustibles líquidos y bioalcoholes España se encuentra en primer lugar, en el caso de biodiesel “muy atrasada”, en el del biogas en cuarta posición y el cuanto al uso sólido de la biomasa e sexto.
REVISIÓN.
Por su parte, Alfonso Olivas Lallana, del Idae, anunció que el Gobierno va a revisar este año el Plan de Fomento de las Energías Renovables “para valorar el potencial con los parámetros de 2004 respecto a biocombustibles”. El especialista explicó que en su día se hizo una valoración en España de un millón de toneladas en función de las tierras de retirada y, tras la aprobación de la directiva de la UE se pretendía llegar a los dos millones, ahora se amplía el mercado y los 45 euros por hectárea al cultivo.
La línea que sigue la PAC, explicó, va a llevar a que cada vez haya más hectáreas para incorporar a la producción de plantas destinadas a biocarburantes. Este proceso “será algo vertical que deberá con la implicación de los sectores energético y agrario para el fomento de los cultivos”. Debe existir un estudio, según él, para dar garantía al agricultor de que se van a comprar los productos para que siembre y “hay que romper esta cadena, como se produjo con las dos plantas que hay en España: Ecocarburantes Españoles, con participación del Idae, y Carburantes de Galicia, sin participación del organismo”.
EXPERIENCIA.
El encuentro, que ha contado con la participación de 200 personas de los sectores energético y agrario, pretende analizar el proyecto aprobado por la UE, pionero en Europa, de la siembra en tres años de 750 hectáreas de cultivos energéticos a través de brassica carinata, cynara cardunculos y chopo en la provincia de Soria, tal como explica Anselmo García, presidente de la Fundación. Él mismo destacó la participación en el encuentro y recordó la frase de uno de los ponentes: “El agricultor va a ser el emir del siglo XXI”.
Este programa tiene como socios, junto a Soriactiva, a siete entidades (Ceder de Lubia, Energía Hidroeléctrica de Navarra, ITGA, SAIS, Tech-Wise e ITCF) que han conseguido lo que será el primer proyecto de demostración europea que realiza en común las pruebas a escala industrial de cultivo, cosechado, logística y combustión de una cosecha energética. Soriactiva también cuenta con la colaboración de la Diputación, el Eren, Copiso y Asaja.
Alberto Lafarga, del ITGA, hizo referencia a esta experiencia como “positiva” y recordó los muchos años de experimentos en tierras de secano y regadío, confiando en el potencial de las tierras de secano de retirada como la colza en el norte y el girasol en el sur para biodiesel, la brassica para bioelectricidad y los cereales para bioetanol. En la actualidad se están recolectando las 500 hectáreas de Soria y Navarra para conocer a escala real las posibilidades de estos cultivos a nivel técnico, explicó.
El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Hidalgo, apuntó en la inauguración que “desde el punto del vista del sector agrícola y forestal, la bioenergía abre nuevas oportunidades de desarrollo y de creación de infraestructura rural” y destacó que actualmente las energías renovables suponen sólo el siete por ciento de la cuota de mercado de la electricidad, lo que deja un amplio margen de crecimiento en los próximos años.
Hidalgo recordó que esta fuente de energía contribuye a cumplir los objetivos de Kioto y a la mejora de la calidad de vida y aumento de la salud, porque disminuirán las emisiones de lso gases que producen el efecto invernadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *