Piedras en forma de canicas halladas en Marte tienen su réplica en Utah

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)
Antes de que la nave de la Nasa “Opportunity” descubriera hace unos meses en Marte unas piedras, en forma de canicas, bautizadas “arándanos”, un grupo de geólogos de Universidad de Utah (Estados Unidos) analizó rocas similares en los parques nacionales del Estado y predijo que tales piedras se podrían encontrar en el Planeta Rojo.
Ahora, en un trabajo publicado en la última edición de la revista “Nature”, los investigadores de dicha universidad confirman que, tanto las rocas marcianas como las terrestres de Utah, denominadas “concreciones de hematita”, se formaron bajo el suelo cuando los minerales se precipitaron por corrientes de agua subterránea.
Los autores creen que las concreciones de Utah se formaron hace unos 25 millones de años, cuando los minerales se precipitaron por el agua subterránea que corría bajo las antiguas rocas de Navajo, una formación espectacular que se encuentra en la parte sur de este estado norteamericano.
El vehículo espacial Opportunity de la NASA aterrizó en Marte, encontró hematita dentro de una especie de canicas grises, que se encontraban en el suelo de dicho planeta y que fueron estudiadas, en su momento, por parte de científicos de la Universidad de Cornell.
Los investigadores creen que las “canicas” de Marte se pudieron formar de manera muy parecida a las de Utah, es decir, cuando importantes volúmenes de agua subterránea fluyeron por rocas permeables y una serie de reacciones químicas impulsaron la precipitación de los minerales y su formación como balones esféricos.
Por eso, se espera que el estudio paralelo de las rocas de Utah y las halladas en Marte permite dilucidar importantes cuestiones sobre posible vida pasada en el Planeta Rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *