Cinco investigadores de la lucha contra el cáncer, Premio Príncipe de Asturias de Investigación

El jurado reconoce el esfuerzo de la ciencia “para afrontar uno de los más grandes retos de la Humanidad”
OVIEDO, 16 (EUROPA PRESS)
Cinco investigadores de la lucha contra el cáncer han sido galardonados con el premio Príncipe de Asturias de Investigación. El jurado encargado de fallar el Premio ha reconocido en los galardonados su trabajo que les situá “en la vanguardia de la lucha contra el conjunto de las enfermedades conocidas como cáncer, cuya resolución se ha convertido en uno de los más grandes retos científicos que afronta la Humanidad. El fallo fue leído este mediodía en Oviedo por el presidente del Jurado, Julio Rodríguez Villanueva.
Este galardón representa, según los miembros del jurado, el reconocimiento “al esfuerzo de tantos científicos que, en todo el mundo se afanan en la prevención y tratamiento del cáncer entre los cuales estos cinco científicos desempeñan un liderazgo ejemplar e indiscutible”.
El jurado expresa en el acta del premio el “gran valor” de los trabajos realizados por los investigadores premiados que considera “determinantes para el conocimiento de las bases del cáncer y el desarrollo de nuevas líneas de tratamiento”. Admite, además, el “enorme impacto” de las investigaciones en las que se realizan 266.000 citaciones bibliográficas lo que representa “el mas alto índice de referencias registrado en todos los campos de la comunidad científica”.
La candidatura estaba integrada por los oncólogos americanos Judah Folkman, presidente de la academia Nacional de Ciencias; Bert Vogelstein, descubridor de distintos genes que afectan al desarrollo tumoral y Robert A. Winberg, especialista en oncogenes; el británico Tony Nunter, experto en genes que regulan el crecimiento celular y Joan Massagué Solé, dedicado al estudio de las glicoproteínas y director del Instituto de Biología Celular del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York.
LA CANDIATURA, PROPUESTA POR CESAR NOMBELA
La candidatura fue propuesta por César Nombela. Al premio optaban 45 aspirantes de 14 nacionalidades distintas. Los cinco científicos galardonados residen ahora en Estados Unidos.
En el acta, los miembros del jurado han reconocido de Joan Massagué (Barcelona 1953), sus trabajos sobre la caracterización y funcionamiento de receptores críticos para el control de la proliferación celular, y su “contribución a un mejor conocimiento de los mecanismos por los que se originan las metástasis tumorales”.
Tony Hunter (Reino Unido 1943) está relacionado con el descubrimiento de enzimas tirosinquínasas, que han permitido conocer mejor la transmisión de señales que activan el proceso canceroso, y que constituyen un “hallazgo fundamental para el reciente desarrollo de novedosos fármacaos antitumorales de notable eficacia”.
Los trabajos de Judh Folkman (Cleveland 1933) se centran en el sistema vascular que desarrollan los tumores, que representa otra de las bases para el tratamiento terapeutico oncológico.
El jurado considera a Robert Weinberg (Pittsburg,1943) uno de los pioneros “en la identificación de oncogenes humanos”. Entre sus aportaciones se encuentran el conocimiento de genes supresores de tumores, así como los de procesos de envejecimiento celular y su relación con el cáncer.
El quinto galardonado, Bert Volsgestein (Baltimore,1949), ha desarrollado estudios que se consideran clave para comprender la base molecular del cáncer de colon. Ha descubierto las mutaciones secuenciales acumulativas de los genes responsables de esta enfermedad, investigaciones aplicables a otros tipos de tumores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *