Aragón.- Los especialistas analizan en Zaragoza las ventajas de hacer la cirugía coronaria a corazón latiendo

ZARAGOZA, 10 (EUROPA PRESS)
Los cardiólogos han analizado hoy durante el XVII Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular que se celebra estos días en el Auditorio de Zaragoza las ventajas que supone hacer la cirugía coronaria a corazón latiendo, en vez de a corazón parado, como se hace en la mayor parte de los casos.
El presidente del congreso y el jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, Fernando Ibarra, explicó que el 75 por ciento de la cirugía coronaria en el mundo se hace a corazón parado y el 25 por ciento a corazón latiendo.
En el caso de su servicio, señaló que esta última cifra se eleva al 30 por ciento. Además, durante el congreso el Hospital Juan Canalejo de La Coruña ha presentado su experiencia, ya que hace cerca del cien por cien de este tipo de intervenciones a corazón latiendo.
Las conclusiones presentadas por el grupo gallego son que con este tipo de intervenciones se consiguen reducir las estancias de los pacientes en el hospital, “tanto en UVI como en planta y en 5 ó 6 días el paciente es dado de alta, en vez de en una semana”, además de que “el enfermo se moviliza más rápido y se agiliza su recuperación”.
Fernando Ibarra señaló que este tipo de intervención se puede hacer a todos los pacientes, aunque es especialmente aconsejable en el caso de personas “mayores de 60 años, con problemas renales, con problemas respiratorios serios o diabéticos”.
No obstante, añadió que la técnica “es más difícil” y “no el cien por cien de los cirujanos van a querer adoptarla, porque creen que les va a salir mejor con el sistema convencional”. Añadió que en España en casi todos los servicios del país “hay algún cirujano que la hace”.
El facultativo explicó que operar a corazón latiendo supone que se evita la circulación extracorporea durante la operación, que consiste en que una máquina hace las veces del corazón y del pulmón y “se evita tocar la aorta del enfermo, con lo cual los riesgos de que se produzcan embolias y accidente cerebro vascular se minimizan”.
Unos 350 profesionales se dan cita en el XVII Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular, que coincide con el III Encuentro Hispano-Luso-Americano y con el XIII Congreso Nacional de la Asociación Española de Perfusionistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *