Pellicer asegura que el Premio Jaime I “reforzará” el apoyo a la investigación con embriones

El IVI desarrolla actualmente una técnica para evitar los embarazos múltiples
VALENCIA, 8 (EUROPA PRESS)
El catedrático de Obstetricia y Ginecología y presidente de la Fundación Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) para el Estudio de la Reproducción, Antonio Pellicer, galardonado con el Premio Rey Jaime I de Medicina Clínica de 2004, manifestó hoy que el galardón “reforzará” el apoyo de la sociedad a la investigación con embriones con fines reproductivos.
Según manifestó, la sociedad “verá que se premia médicamente la labor de gente que se dedica al tratamiento de la esterilidad y a la obtención de células madre embrionarias y creo que eso va a hacer cambiar a mucha gente de parecer”. Al respecto, señaló que muchas personas “piensan que lo que hacemos es brujería”, mientras que, según recalcó, “nuestra función fundamental es tratar la esterilidad y traer niños al mundo”.
Pellicer, que realizó estas declaraciones a Europa Press tras conocer la concesión del galardón, se mostró “convencido” de que el premio podrá contribuir a eliminar las trabas legales y sociales para que las investigaciones con células madre embrionarias se puedan llevar a cabo.
Asimismo, afirmó que en un momento “en el que sólo se habla de un centro catalán y otro andaluz para crear células madre, es importante que se vea desde Madrid que los valencianos reivindicamos por currículum nuestro puesto en el desarrollo de la medicina regenerativa en nuestro país”.
Respecto a la selección genética de embriones con fines terapéuticos para terceras personas que desarrolla el IVI, manifestó su “convencimiento” de que esta cuestión “se va a resolver en poco tiempo porque hay “una predisposición por parte de las autoridades sanitarias y de todo el mundo”.
Pellicer recalcó que la aplicación de esta técnica está “pendiente de aprobación” por parte del Ministerio de Sanidad, después de pasar por la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida (CNRA), y explicó que, en la actualidad, “no hay una claridad legal en cuanto a la posibilidad de crear embriones de los que puedan nacer unos niños que puedan ayudar a sus hermanitos enfermos a curarse”.
Aseguró que el IVI se encuentra “técnicamente preparado para ello” y afirmó que galardones como el Rey Jaime I “hacen ver que la gente que está trabajando en estas cosas es gente seria y con currículum, que trabaja por investigar y no por otras razones y eso a las autoridades sanitarias les tiene que dar una seguridad”.
También avanzó que en la actualidad el IVI “está trabajando muy duramente intentado averiguar qué embriones son los buenos para que las mujeres se queden embarazadas” y evitar así los embarazos múltiples. Explicó que en fecundación in vitro “se producen muchos embriones y si pones muchos las mujeres se quedan embarazadas de gemelos o trillizos y eso no interesa a nadie”.
CALIDAD EMBRIONARIA
Por ello, insistió en que están “trabajando mucho en analizar la calidad embrionaria para poder, en un futuro muy próximo, poner un embrión a cada mujer y que se quede embarazada enseguida”.
Subrayó que el problema es “encontrar marcadores que digan si un embrión es bueno o malo” y, para ello, están investigando las proteínas que el embrión produce para “buscar aquellas que identifiquen el que es bueno y tiene posibilidad de implantarse y el que no”, explicó.
Afirmó que en un año o año y medio “veremos ya más luz en este tema” y avanzó que dedicará toda la dotación económica del Premio Jaime I –75.000 euros– a desarrollar estas investigaciones, al tiempo que apuntó que han recibido una “importante inyección” de dinero procedente de la Fundación Bertarelli.
Pellicer mostró su “orgullo y satisfacción” por la concesión del galardón y afirmó que supone “un premio a todo el equipo por los 20 años que hemos dedicado a desarrollar técnicas de reproducción y fecundación in vitro en España”. Aseguró que en su carrera profesional “he tenido suerte”, al dedicarse a un campo de la medicina “en continua ebullición”.
Destacó que su grupo ha sido el primero en el mundo en cultivar embriones en las células maternas y congelar espermatozoides del testículo, entre otros proyectos, y agregó que en estos momentos “se abre un nuevo filón para investigar, que es la posibilidad de trabajar con células madre embrionarias”.
Señaló que en este campo “se nos han quitado muchas de las trabas legales” y apuntó que su equipo “es el mejor preparado en la parrilla de salida para poder trabajar con embriones humanos y obtener células madre para poder curar las enfermedades en el futuro”.
Asimismo, calificó de “determinante” la labor del profesor Santiago Grisolía y de todo el equipo de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados en “acercar la ciencia a la sociedad” y señaló que en el caso del IVI “es doblemente reseñable porque abarcamos un aspecto de la medicina en el que hay gente que, por razones morales y religiosas, no comulga mucho con nosotros”.
Así, señaló que recibir este premio como “científico independientemente de otro tipo de valoraciones, tiene que reforzar el que la sociedad apoye todo esto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *