Ciencia.- Algunas personas son infieles por su naturaleza genética, según un estudio

LONDRES, 7 (EUROPA PRESS)
Aunque no existe un gen por sí solo lleve a la infidelidad, el profesor Tim Spector, de la unidad de investigación de mellizos del Hospital St. Thomas, en Londres, afirma que existe evidencia de un componente genético en la tendencia a tener relaciones infieles, informó hoy la cadena BBC.
Según el estudio, si entre dos hermanas mellizas una tiene una historia de infidelidad, el porcentaje de que la segunda también sea infiel es superior al 55 por ciento. En general, se estima que el 23 por ciento de las mujeres no son fieles.
Spector agregó que la posibilidad de repetir tendencias, ya sean de fidelidad o infidelidad, es más fuerte en pares idénticos (conocidos como gemelos), ya que tienen genes idénticos.
Según el investigador, “no es muy probable que un solo gen tenga una influencia clave, es más posible que haya un grupo de genes que participen en esto, un número de genes trabajando juntos”. Aún así, Spector consideró que los factores sociales, como la atracción por el riesgo u otros asociados con la personalidad, ejercen una influencia mayor.
Para la psicóloga social Petra Boynton, es muy difícil distinguir qué elementos del comportamiento son heredados y cuáles se han aprendido. “Si como niño usted vio a su madre siendo infiel con su padre, es posible que usted sea más proclive a la infidelidad. Usted copia el comportamiento”. “Eso no está determinado por una predisposición genética, sino porque usted piensa que así son las relaciones o cree que se puede salir con la suya”, concluyó Boynton.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *