Científicos del CSIC logran frenar el crecimiento tumoral mediante el estímulo de la respuesta inmunológica

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)
Un equipo de científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado frenar el crecimiento tumoral mediante el estímulo de la respuesta inmunológica a través de los neutrófilos (uno de los 5 tipos de células inmunológicas del organismo). El experimento, que se llevó a cabo con 16 ratones, será publicado el próximo sábado en la revista “Physical Review Letters” y próximamente se realizará en humanos.
El grupo de científicos dirigido por el doctor Antonio Brú, físico que trabaja en el Centro de Ciencias Medioambientales del CSIC, demostró que la presión mecánica ejercida por los neutrófilos situados alrededor de los tumores de ratones consigue impedir la difusión de las células cancerígenas, impidiendo así el crecimiento del tumor.
El trabajo, realizado en colaboración con investigadores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, se basó en inducir la generación de neutrófilos al administrar a los roedores un potenciador del sistema inmune (factores estimulantes de crecimiento de colonias) durante un período de dos meses. Concretamente, esta sustancia se administra a los pacientes después de los ciclos de quimioterapia para devolver al organismo los niveles de defensa mínimos, explicó Brú a Europa Press.
En poco tiempo se comprobó que dicho potenciador había logrado alterar la dinámica de crecimiento de las células, ya que los tumores de dos roedores remitieron completamente, y en el resto de los ratones se consiguió eliminar del 80 al 90 por ciento de las células tumorales, según el investigador.
“Esta nueva función mecánica de los neutrófilos, células que antes pasaban desapercibidas frente al tratamiento del cáncer, podría suponer un cambio en las estrategias terapéuticas de los tumores. En vez de intentar eliminar las células cancerígenas a través de la quimioterapia, habría que intentar fortalecer el sistema inmunológico”, precisó el experto.
Además, los neutrófilos son las únicas células inmunológicas capaces de luchar directamente con las células tumorales, al poder introducirse en el ambiente ácido, generado por el cáncer. “Si todos los tumores evolucionan gracias a un mismo mecanismo de crecimiento, la terapia para combatir cualquier tumor debe poseer también un principio único destinado a anular dicho mecanismo”, indicó el doctor Brú.
TODOS LOS TUMORES CRECEN IGUAL
Esta investigación se basó en otro trabajo, tras 11 años de investigación, sobre la dinámica de crecimiento de los tumores publicado por los científicos españoles –el pasado mes de noviembre– que concluyó que todos los cánceres crecen de igual forma, con independencia del órgano que lo aloje o la especie animal en la que se desarrolle. “El crecimiento de tumores no es exponencial, tal y como se creía hasta ahora, sino lineal y más lento”, aseguró Brú.
A juicio del científico, la única diferencia en el desarrollo de los tumores radica en la velocidad de crecimiento y en el efecto degradante del órgano huésped, factores que también están relacionados con el poder metastásico de los tumores.
Asimismo, el equipo de investigadores españoles han descubierto que sólo proliferan las células que están en el borde del tumor, que se van difundiendo hasta que se asientan en las depresiones curvas, donde la competencia por el espacio es más baja y se pueden proteger mejor de los ataques del sistema inmunológico. En este sentido, Brú afirmó que “el crecimiento de los cánceres no se basa en la angiogénesis (proceso a través del cual el tumor obtiene los nutrientes necesarios), sino que es una lucha por el espacio, donde los neutrófilos ejercen un papel directo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *