Un experto destaca el “alto potencial” de las células madre del cerebro para regenerar tejido dañado del mismo

VALENCIA, 2 (EUROPA PRESS)
El investigador valenciano del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva José Manuel García Verdugo destacó hoy el “alto potencial” de las células madre del cerebro para regenerar tejido dañado del mismo.
García Verdugo realizó estas declaraciones en la jornada “Células madre y aplicaciones médicas” que se celebra hoy en Valencia y que tiene como objetivo el intercambio de información y la puesta en común de los avances conseguidos en diferentes investigaciones científicas.
Así, José Manuel García Verdugo señaló que mediante “la activación de las células madre de cerebros adultos será posible la regeneración de los tejidos dañados” del mismo y, en este sentido, afirmó que “se podrá combinar este tratamiento con el de los trasplantes celulares”.
Además, explicó que estas células madre han sido localizadas alrededor de los ventrículos laterales del cerebro, y que “es necesario profundizar en las investigaciones para activarlas dentro del mismo y no sólo trasplantarlas”.
En este sentido, explicó que en experimentos “in vitro” con estas células, denominadas “astrocitos”, se ha demostrado que tienen “capacidades de proliferación, de autorrenovarse y de diferenciarse de otras células como los oligoendrocitos o las neuronas”.
Por su parte, la directora del Instituto de Células Madre de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), Catherine Verfaillie, resaltó las ventajas que supondría el desarrollo de los tratamientos con células madre, ya que “suplantarían la falta de órganos para trasplantar, prevendrían los rechazos de los injertos y permitirían desarrollar bancos de tejidos compatibles con los pacientes”.
Verfaillie, que es la jefa del grupo que logró diferenciar células madre en la médula ósea de adultos, afirmó que éstas “aún no se utilizan clínicamente pero se está estudiando su uso en enfermedades genéticas como la hemofilia o en otras como las hepáticas y la diabetes”.
ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES
Este tipo de células, explicó, guardan “grandes similitudes con las células madres embrionarias en cuanto a los tejidos a los que pueden dar lugar, en cuanto a su capacidad de crecer y de proliferar”, añadió. Las terapias con células madre contra enfermedades cardiovasculares, la diabetes o diferentes patologías del sistema nervioso “podrán aplicarse en unos 10 años”, subrayó Verfaillie.
Por otro lado, el investigador de la Clínica Universitaria de Navarra Felipe Prósper destacó que, en casos de insuficiencia cardíaca, “se ha podido demostrar que el injerto de células de diversos orígenes en las regiones dañadas del corazón puede resultar funcionalmente beneficioso”.
Prósper explicó que el uso de células madre extraídas de un músculo y trasplantadas en las regiones cardíacas dañadas, “mejora la fuerza con la que el corazón bombea sangre”, y añadió que este tipo de tratamiento ya se ha llevado a cabo en 16 pacientes.
Respecto al uso de este tipo de tratamientos en enfermedades neurológicas, Prósper señaló que “se trata de un objetivo más complicado” y que su aplicación “tardará más tiempo que en enfermedades como la diabetes o las lesiones cardíacas”.
En este sentido, señaló que “de lo que se trata es de aprender bastante” antes de desarrollar fármacos o tratamientos y que, mientras que en regeneración cardíaca “los resultados son buenos con pacientes”, en el caso de la enfermedad de Parkinson los resultados han sido positivos en animales. “Tratar a pacientes humanos antes de 10 años con estas técnicas no es razonable”, resaltó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *