Investigadores españoles muestran el mecanismo neuronal que permite mantener los ojos en su órbita tras moverlos

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)
Un grupo de investigadores de tres universidades españolas (Pablo de Olavide, Sevilla y Salamanca) coordinados por el profesor José María Delgado García, director de la División de Neurociencias de la UPO, publican un artículo en la prestigiosa revista “Journal of Neuroscience” en el que muestran cuál es el mecanismo neuronal que permite mantener la posición de los ojos en la órbita ocular tras moverlos en busca de un nuevo estímulo visual.
Estos procesos funcionales ocurren en diversos centros del tronco del encéfalo, en particular en una estructura denominada núcleo prepositus hipoglossi. Al parecer, y para sorpresa de los propios investigadores, los fenómenos neuronales que nos permiten mantener una imagen visual sobre nuestra retina (mecanismo sin el cual perderíamos nuestra agudeza visual) son similares a los que ocurren en una parte del cerebro completamente distinta (la corteza cerebral) lugar en el que ocurren los fenómenos básicos de nuestro entendimiento y de nuestra percepción sensorial.
El mecanismo descrito por los investigadores dirigidos por el profesor Delgado García a nivel celular y funcional describe dónde se localiza y cómo funciona el integrador neuronal que permite fijar la posición de los ojos en las órbitas cuando se quiere ver en detalle la forma y el color de un objeto determinado, según informó la UPO en un comunicado.
Los estudios realizados por este grupo de investigadores hispanos tendrá una repercusión importante tanto en los procesos neuronales de control del movimiento como en los fenómenos que regulan la denominada memoria a corto plazo, es decir, la memoria que utilizamos de manera continuada, para funcionar en la vida diaria con información sensorial y actividades motoras que no queremos recordar de forma indefinida.
Uno de los principios básicos en los que se asienta las concepciones actuales sobre la fisiología cerebral es que tanto el comportamiento como el pensamiento son el resultado de la actividad de los millones de células que componen el cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *