El Gobierno incluirá a los becarios universitarios y de investigación en la Seguridad Social a partir de 2005

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)
El Gobierno resolverá los problemas creados por la falta de equiparación de las becas de Formación de Personal Universitario (FPU) y Formación de Personal Investigador (FPI) e incluirá a todos estos becarios en el régimen de la Seguridad Social, a partir de 2005, según anunció hoy la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, en su comparecencia en la Comisión de Educación del Congreso.
“La equiparación de sus cuantías se llevará a cabo en el año 2005”, dijo. Además, anunció un diseño “en detalle” durante los próximos meses de la formación de doctores y formación posdoctoral. Tras una fase de consultas y asesoramiento, se propondrán expansiones “escalonadas” en el tiempo de diversos programas de formación en España y el extranjero.
En su apuesta por la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, San Segundo confirmó que el Ejecutivo incrementará un 25 por ciento su presupuesto anual, como anunció en su discurso de investidura el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, con el fin de acercar el sistema español a los objetivos europeos, aumentar los recursos humanos, las dotaciones presupuestarias y las reformas institucionales.
CREAR CONFERENCIA SECTORIAL
Para analizar periódicamente la evolución de la participación de España en los programas científicos de la Unión Europea y garantizar un diálogo “permanente” que favorezca la coordinación de políticas en este área, el Ministerio, además de reforzar los órganos de coordinación ya existentes entre Gobierno y comunidades autónomas, establecerá en los próximos meses la Conferencia Sectorial.
En esta línea, la titular de Educación y Ciencia cree esencial la coordinación y el diálogo, con la consiguiente potenciación de la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología, que se reconfigurará y dotará de un órgano de apoyo.
Los cambios “profundos” en la política científica con el objetivo de integrar a todos los agentes se realizarán “sin saltos o parones bruscos” pero “sin dilaciones ni retrocesos”. San Segundo destacó un “especial” cuidado en fomentar la cooperación entre el sector público y privado e impulsar la investigación en todos sus niveles, desde la más básica hasta la innovación tecnológica; así como revisar la Ley de Investigación Científica y Técnica (1986).
En cuanto al Plan Nacional de I+D+I, recientemente aprobado, se están desarrollando, convocando y resolviendo todos sus programas, pero se actualizará para su restante período de vigencia (2004-2007), tal y como explicó la ministra en su intervención. Asimismo, el Ministerio implantará nuevos programas que los análisis estimen aconsejables.
Los planes de modificación se discutirán en comisiones “operativas de alto nivel”, constituidas “ad hoc”, con la participación de científicos de prestigio internacional, tecnólogos, empresarios y antiguos responsables de la política de Ciencia y Tecnología.
POSIBILITAR EL RETORNO DE CIENTÍFICOS ESPAÑOLES
Sobre los científicos españoles, prometió contribuir a un aumento de su participación en proyectos europeos competitivos, con el impulso de las “grandes” instalaciones del país. Además, el Gobierno ya trabaja en la eliminación de trabas a la libre circulación de científico y buscará la colaboración con las autonomías para permitir el retorno de los que trabajan en otros países.
Finalmente, el Ministerio transformará a los organismos públicos de investigación (OPIs) en “elementos vertebradores” del sistema, dotándoles de “mayor autonomía y flexibilidad” en su gestión administrativa, presupuestaria y de personal, facilitando la movilidad de sus investigadores y técnicos, así como un importante incremento de sus recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *