Medicina

La música y el habla humanas se basan en nuestra biología


(NC&T) Los dos nuevos estudios han desvelado que las escalas musicales usadas más comúnmente a lo largo de los siglos son las que imitan mejor a la física de la voz humana, y que nosotros comprendemos las emociones expresadas a través de la música porque ésta imita la manera en que las emociones son expresadas en el habla. Los compositores de muchas épocas se han aprovechado, para expresar emociones a través de la música, de que una melodía basada en acordes menores es percibida por la mente humana como triste y que una basada en acordes mayores es percibida como alegre. Ahora los autores de los estudios creen que sabe el porqué.

El equipo dirigido por Dale Purves, profesor de neurobiología, ha descubierto que la entonación al hablar cuando se está triste o se pretende transmitir tristeza, y la entonación al hablar cuando se está alegre o se pretende transmitir alegría, pueden ser clasificadas en intervalos menores o mayores respectivamente, tal como se puede hacer con la música.

En un segundo estudio, Kamraan Gill, otro miembro del equipo, ha descubierto que las escalas musicales más comúnmente utilizadas están también basadas en la física de los tonos vocales humanos.

Por tanto, existe una fuerte base biológica para la estética del sonido. Los humanos preferimos combinaciones de tonos que son similares a las existentes en el habla.

Para estudiar el contenido emocional de la música, los investigadores prepararon una base de datos de melodías basadas en acordes menores y melodías basadas en acordes mayores, a partir de cerca de 1.000 composiciones de música clásica y más de 6.000 canciones folklóricas, y entonces analizaron sus características tonales.

También contaron con 10 personas que dijeron una serie de palabras sencillas con 10 sonidos vocales diferentes y con una entonación débil y apocada o bien con una vehemente y vívida, así como monólogos cortos.

Luego el equipo comparó los tonos que distinguían las melodías de acordes mayores y las de menores con los tonos del habla al pronunciar palabras en los diferentes estados emocionales. Los investigadores descubrieron que el espectro sonoro de los tonos del habla podía ser ordenado de la misma manera que la música, y que las alocuciones vívidas exhibían más intervalos musicales mayores en tanto que las alocuciones apocadas exhibían más intervalos menores.

Aunque los científicos centraron su atención en la música occidental y en las alocuciones en idioma inglés, hay motivos para creer que los resultados del estudio son aplicables de una manera más amplia. La mayoría de las proporciones de frecuencias de la escala musical cromática pueden ser encontradas en el habla de numerosos idiomas.

"Nuestra percepción de la música es un afortunado subproducto de las ventajas biológicas del habla y de nuestra necesidad para entender su contenido emocional", subraya Purves.





Hay un comentario
manolo – madrid
09/08/12 - 08:26
Tema: biologia musica

muy interesante,pero..donde esta la bibliografa?

Deje un comentario



?
? ?