Medicina

Más probabilidades de sufrir asma si se nace en meses con mucho polen o moho


(NC&T) Los investigadores hallaron que los niños nacidos en la temporada en que abunda el moho, la cual generalmente comprende los meses de otoño e invierno, tienen tres veces más probabilidades de desarrollar silbidos al respirar (uno de los primeros síntomas de asma) a los dos años de vida, comparados con los niños que han nacido en otras temporadas del año.

Los resultados del estudio pueden ayudar a esclarecer la razón por la que los bebés nacidos en otoño e invierno parecen estar sometidos a un riesgo mayor de desarrollar asma que los niños nacidos en el verano.

Muchos factores se han relacionado con el riesgo de desarrollar asma, incluyendo la herencia biológica y la exposición a la contaminación del aire, a pequeñas escamas de piel u otras partículas desprendidas de animales las cuales pueden provocar alergia a algunas personas, y al humo del tabaco.

Un estudio basado en registros médicos y de nacimiento realizado en el 2008 desveló que los niños nacidos en el otoño están sometidos a un mayor riesgo de desarrollar con posterioridad asma infantil. Ese estudio sugirió la existencia de una influencia procedente de la exposición temprana a los virus que atacan a las vías respiratorias humanas, los cuales son más comunes durante los meses de mayor incidencia de la gripe.

En el nuevo estudio, la investigadora Kim Harley, de la Universidad de California en Berkeley, y sus colaboradores siguieron un enfoque diferente para comprender la relación existente entre los meses de nacimiento y el asma. Su estrategia se basó en considerar las concentraciones ambientales de polen y esporas de hongos, que siguen distintos patrones estacionales. Hasta este estudio, había muy pocos datos sobre la exposición a los alérgenos en el aire, que, como se sabe, pueden iniciar los síntomas del asma en quienes sufren esta enfermedad. Éste es el primer estudio orientado a explorar el papel potencial que tiene en el asma la exposición en la infancia a los múltiples tipos de polen y hongos.

Los resultados del estudio no excluyen, sin embargo, el papel que puedan tener los virus en el desarrollo del asma. Es posible que la exposición a los agentes contaminantes del aire, como los analizados en este estudio, se combine con las infecciones tempranas de las vías respiratorias, dando como resultado un aumento del riesgo de asma para los niños nacidos tanto en otoño como en invierno. Debido a ello, puede que los estudios futuros incluyan ambos factores en sus análisis.




Más artículos
Detalles visuales en la memoria a corto plazo
Probabilidades de sufrir asma
Lentes implantables
Peligro según el nombre
Señales visuales y lenguaje hablado
Estrategia para vacuna contra el SIDA
Atlas del tabaco
Control de las emociones
Miedo por recuerdo negativo
Rostros en negativos fotográficos
Muertes por rabia canina
Recuerdos de acontecimientos
La siesta diaria para mujeres ancianas
Mejora de la percepción visual
Videojuegos de acción
Mecanismos de la atención visual
Identificación sonora de emociones
Patrón de visualización
Capacidad de atención de los niños
Lenguaje de la música