Medicina

Relación entre la afición por los videojuegos y el distanciarse de familiares y amigos


(NC&T) La investigación, efectuada por Alex Jensen y Laura Walker, de la Universidad Brigham Young, se basa en la información recogida de 813 estudiantes universitarios en Estados Unidos. A medida que aumentaba el tiempo dedicado a los videojuegos, la calidad de las relaciones con sus compañeros y con sus padres disminuía.

"Puede que los jóvenes se retiren de entornos sociales importantes, para usar videojuegos, o puede que la gente que ya se enfrenta a dificultades en sus relaciones trate de encontrar otras formas de pasar su tiempo", reflexiona Walker. "En mi opinión, ambos factores están presentes, y representan un círculo vicioso".

La investigadora subraya que en su familia ella no se opone, por ejemplo, a la adquisición de una consola Nintendo Wii. Jensen, por su parte, disfruta con los videojuegos de la serie Madden NFL. Es decir, que nadie debería creer que los resultados del estudio están influenciados por una actitud negativa de los autores hacia los videojuegos.

Los participantes en el estudio informaron sobre la frecuencia con que utilizaban los videojuegos. Además, respondieron una batería de preguntas que medían la calidad de las relaciones, incluyendo cuánto tiempo, confianza, apoyo y cariño compartían con sus amigos y con sus padres.

Videojuegos y vida social
El uso de videojuegos por parte de adultos jóvenes empobrece sus relaciones con familiares y amigos. (Foto: Jaren Wilkey)
Los investigadores exponen, sin embargo, que los videojuegos no son por sí solos un obstáculo para una relación, pues el vínculo que descubrieron es modesto. "La calidad de la relación es uno de diversos elementos que hallamos modestamente asociados con los videojuegos", explica Walker. "Lo más impactante es que todos los elementos que hallamos asociados al uso de los videojuegos son negativos".

Además, los análisis estadísticos revelaron que cuanto más usaban los jóvenes los videojuegos, con mayor frecuencia se veían implicados en conductas de riesgo como el consumo de drogas o de bebidas alcohólicas. Los jóvenes que usaban videojuegos diariamente, reconocieron fumar marihuana con una frecuencia de casi el doble en comparación con los jugadores ocasionales, y del triple en comparación con aquellos que nunca jugaban.

En el caso de las mujeres jóvenes, su autoestima bajaba si su tiempo de juego era elevado.

Jensen cree, sin embargo, que una investigación futura exonerará a las consolas o los videojuegos diseñados para varios jugadores.

Jensen, además, siente curiosidad por averiguar cómo los videojuegos pueden afectar a las parejas jóvenes. Casi tres cuartas partes de los muchachos universitarios que participaron en el estudio usaban videojuegos regularmente. En cambio, sólo un 17 por ciento de las universitarias jugaba más de una vez al mes.

"El desequilibrio entre ambos géneros hace pensar si el intentar obtener una mayor puntuación prevalece sobre el dedicar tiempo a estar con una novia o una esposa", acota Jensen.




Más artículos
Niveles de oxígeno en sangre
Formas de autocontrol
Virus de la gripe de 1918
Movimientos corporales
Máquina para deficiencias visuales graves
Proteína afectada por el Alzheimer
Razones para dejar de fumar
Nutrición del cerebro en la vejez
Videojuegos violentos
Uso de los hemisferios cerebrales
Selección de palabras
Detectar la ansiedad
Tolerancia al racismo
Problemas en las arterias coronarias
Enzimas involucradas en el cáncer
Videojuegos y vida social
Estrategia para vencer la pereza
Aplicación práctica de lo que se aprende
Venta al tacto
Epilepsia genética