Medicina

Una noche sin dormir incrementa la dopamina en el cerebro humano

(NC&T) "Ésta es la primera vez que un estudio proporciona evidencias de que en el cerebro humano la dopamina está involucrada en las adaptaciones resultantes de la privación de sueño", destaca Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre Consumo de Drogas, quien dirigió el estudio.

Volkow y sus colegas encontraron que en los participantes que gozaban de buena salud, la privación del sueño aumentaba la dopamina en dos estructuras del cerebro: el estriatum que está involucrado en la motivación y la recompensa, y el tálamo que está involucrado en la capacidad de la persona para mantenerse alerta. Los investigadores también comprobaron que la cantidad de dopamina en el cerebro se correlaciona con la sensación de fatiga y con el funcionamiento defectuoso del cerebro en las tareas cognoscitivas.

Los investigadores estudiaron a 15 participantes sanos a los cuales se les mantuvo despiertos toda la noche o bien se les permitió dormir todas las horas necesarias. Los investigadores pusieron a prueba a los mismos participantes en ambas situaciones.

En la mañana del estudio, los participantes evaluaron cuán cansados estaban y realizaron tareas cognoscitivas que sirvieron para calibrar su atención visual y su memoria activa.

Los investigadores usaron imágenes obtenidas con la técnica de la tomografía por emisión de positrones para estudiar los cambios en el sistema de la dopamina que se producen con la privación del sueño. Comparados con los participantes bien descansados, los que habían sido privados de dormir mostraron un acoplamiento reducido de un compuesto radioetiquetado que se une a los receptores de dopamina en el estriatum y el tálamo. Como este compuesto compite con la dopamina por los mismos receptores, su acoplamiento disminuido indica niveles incrementados de dopamina, según los autores del estudio.

Aunque esa reducción en los acoplamientos logrados por el compuesto que compite con la dopamina también podría indicar una reducción en el número de receptores de dopamina, estos resultados concuerdan con los de investigaciones anteriores que delatan la presencia de niveles mayores de dopamina en la vigilia. Por ejemplo, algunos estimulantes que impiden el sueño, como las anfetaminas, aumentan la dopamina en el cerebro, y por otra parte la falta de sueño es común en las personas con la enfermedad de Parkinson, la cual mata neuronas de dopamina en cantidades significativas.




Más artículos
Mirada y contacto social entre personas
Olor del cáncer de piel
Dopamina en el cerebro humano
Revelar nuestra edad biológica
Niños aborígenes australianos
Nanocargueros para liberar fármacos
Mecanismo psicológico del tabaquismo
Primeras palabras que aprenden los bebés
Aprendizaje subliminal
Reconocimiento de objetos por las neuronas
Sistema de navegación del cerebro humano
Extrapolación de experiencias
Parásito de la malaria
Palabras hirientes
Reconocimiento exacto de tonos
Conducta humana en mundos virtuales
Afinidades políticas y rasgos fisiológicos
Procesar sonidos de palabras
Terapia genética contra ceguera
Psicólogo virtual