Medicina

Las neuronas auditivas humanas son mucho más sensibles que las de otros animales


(NC&T) El Dr. Itzhak Fried, profesor de neurocirugía en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), y colegas de la Universidad Hebrea y del Instituto Weizmann de Ciencias en Israel, han mostrado que en los humanos, una neurona auditiva individual en el cerebro exhibe una selectividad increíble ante un rango de frecuencias sonoras muy estrecho, inferior a un décimo de octava.

De hecho, la capacidad de tales neuronas para detectar las más ligeras diferencias en la frecuencia del sonido alcanza una sensibilidad 30 veces mayor que la del propio nervio auditivo humano, el cual traslada la información desde los receptores del oído interno hasta la corteza cerebral auditiva. Sin lugar a dudas, tal capacidad en la corteza auditiva humana de separar frecuencias es muy superior a la encontrada comúnmente en la corteza cerebral de los mamíferos no humanos, con la excepción de los murciélagos.

Es una paradoja, acotan los investigadores, el hecho de que incluso las neuronas auditivas de personas sin entrenamiento musical pueden detectar muy pequeñas diferencias en la frecuencia sonora mucho mejor que sus nervios auditivos periféricos. Con otros nervios periféricos, como los presentes en la piel, la capacidad humana de encontrar diferencias entre dos puntos se corresponde con la de los receptores, en este caso los de la piel; las neuronas asociadas con estos nervios periféricos no muestran una sensibilidad mayor. Con la escucha, sin embargo, la sensibilidad de las neuronas excede de manera espectacular a la de los nervios periféricos.

Los investigadores, incluyendo a Israel Nelken y a Yael Bitterman de la Universidad Hebrea, determinaron cómo responden las neuronas en la corteza auditiva humana a diferentes sonidos, recurriendo para ello a grabar la actividad cerebral de cuatro pacientes clínicos voluntarios del Centro Médico de la UCLA.

Los resultados han sorprendido a los investigadores. Una neurona auditiva humana mostró una capacidad increíble para distinguir entre diferencias muy sutiles de frecuencia, menores que un décimo de octava. Como referencia, esa sensibilidad tonal es de una octava en el gato, cerca de un tercio de octava en la rata, y de media a una octava en el macaco.

"Es una remarcable sensibilidad", subraya Fried. "La razón por la que los seres humanos hemos llegado a poseer tal resolución constituye, sin lugar a dudas, un misterio. ¿Por qué la desarrollamos? Tal sensibilidad no es necesaria para la comprensión del lenguaje hablado, pero puede tener un papel en las habilidades musicales. La diferencia de un tres por ciento en la frecuencia que puede ser detectada por una neurona podría explicar el hecho de que incluso las personas sin entrenamiento musical puedan detectar tales diferencias".

Hay evidencias también de que la discriminación de frecuencias en los humanos se correlaciona con varias habilidades cognitivas, incluyendo la memoria de trabajo y la capacidad de aprender, pero se necesita más investigación para clarificar este enigma.




Más artículos
Estatura humana
Sistema para averiguar causas asma
Conductas saludables años más de vida
Investigación genética tejidos
Mapa del lenguaje en el cerebro
Combatir alergias
Detección rápida síntomas de Alzheimer
Pensamientos sobre objetos comunes
Decisiones del sujeto búsquedas de datos en internet
Gente más infeliz en la edad mediana
Las decisiones de compra
Proyecto mil genomas
Análisis de cráneos
Autonomía del paciente oncológico
Los cascos salvan a motoristas
Neuronas auditivas humanas
Obesidad infantil
Producto natural anticáncer
Percepción auditiva
Detección genes sin mediación de biomoléculas