Medicina

El cáncer inflamatorio de mama, más raro y letal que el cáncer de mama común

(NC&T/U. Michigan) El cáncer inflamatorio de mama representa al menos el 3 por ciento de los diagnósticos de cáncer de mama en Estados Unidos, pero es una forma particularmente agresiva de la enfermedad que puede matar en unos pocos meses si no hay tratamiento.

"Esta enfermedad necesita un diagnóstico inmediato para salvar vidas", dice la doctora Sofía Merajver, codirectora del Programa de Oncología de mama en el Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Michigan. "La tasa de mortalidad es alta pero hay mucho que puede hacerse. Una paciente puede vivir de diez a veinte años si recibe tratamiento".

Merajver, conocida internacionalmente por su investigación de este tipo raro de cáncer, dirigirá la nueva clínica en el Centro Integral de Cáncer de la UM creada específicamente para el cáncer inflamatorio de mama. La clínica permitirá que las mujeres reciban el cuidado más avanzado y tengan oportunidades para la investigación. Esta clínica es una de las pocas en Estados Unidos especializada en el cáncer inflamatorio de mama, y la única en Michigan.

El cáncer inflamatorio de mama es un tipo de cáncer muy agresivo cuyas células cancerosas se mueven rápidamente a todo el pecho y obstruyen los vasos linfáticos en la piel, lo cual hace que el seno se vea hinchado, rojizo, con escozor o inflamado. A menudo esto se confunde con una erupción de la piel o una infección y a muchas mujeres inicialmente se las trata con antibióticos o esteroides.

"Hay muchas opciones para el tratamiento de esta enfermedad", dice Merajver, profesora de medicina interna en la Escuela de Medicina de la UM. "En muchos casos el tratamiento deberá continuar durante toda la vida. Habrá períodos de remisión, pero ésta es una enfermedad grave que reaparecerá".

Dado que la enfermedad retorna es importante que haya una continuación del cuidado y que los médicos sepan qué tratamientos ya se han probado y han fracasado. La nueva clínica de la UM permitirá este tipo de mantenimiento del historial, aun si los pacientes reciben el tratamiento de médicos en su comunidad.

Merajver espera recolectar muestras de tejido para avanzar más en su investigación del cáncer inflamatorio de mama. Hace unos diez años Merajver y sus colegas identificaron alteraciones en dos genes que estaban presentes en el 90 por ciento de los cánceres inflamatorios de mama y que no eran comunes en cánceres no inflamatorios de mama igualmente avanzados. Este descubrimiento echó los cimientos para la investigación que se ha llevado a cabo.

En el futuro la investigación estudiará la genética molecular del cáncer inflamatorio de mama, y probará marcadores potenciales que puedan usarse como ayudas en el diagnóstico o en la determinación del tratamiento más adecuado. La prueba de nuevas terapias, como asimismo el estudio de la calidad de la vida y los cambios en el estilo de vida, también serán parte de la nueva clínica.

Acerca del cáncer inflamatorio de mama:

-Representa del 3 al 6 por ciento de las 180.000 mujeres a quienes cada año se les diagnostica cáncer de mama en Estados Unidos.

-Con tratamiento, del 20 al 40 por ciento de las pacientes sobrevive 10 años. Hace 20 años era del 5 a 10 por ciento.

-Se caracteriza por un enrojecimiento, un aumento de la temperatura o una apariencia de cáscara de naranja en la piel del pecho. Una mama con apariencia roja, de manera constante, debe ser sometida a una biopsia.

-Puede causar un bulto o masa, o puede no causarlos.

-El tratamiento incluye la quimioterapia agresiva, seguida de cirugía y terapia de radiación.

Cualquier mujer que presente señales persistentes de enrojecimiento o inflamación del pecho que no desaparezcan con antibióticos debería consultar en la clínica de cáncer inflamatorio de mama.