Medicina

Encuentran en africanos mutación en gen para la tolerancia a la leche


(NC&T) El estudio ha sido realizado por un equipo internacional dirigido por la investigadora Sarah Tishkoff, profesora de biología en la Universidad de Maryland.

El análisis del ADN llevado a cabo por Tishkoff, reveló que las mutaciones evolucionaron en la época histórica en la que algunas comunidades africanas comenzaban a desarrollar la ganadería, y dicha evolución discurrió de modo independiente a la mutación que regula la digestión de la leche en los europeos.

Estos hallazgos no son sólo evidencias de cómo los genes y la cultura coevolucionan, sino que revelan también una de las más rotundas huellas de la selección natural manifestada en los humanos.

Los humanos adultos no fueron "diseñados" inicialmente para digerir la leche. Fue necesaria una mutación genética para permitirles tolerar la lactosa, el azúcar principal contenido en la leche. Pero no todas las personas tienen esta mutación. La mayoría de los europeos nórdicos, cuyos ancestros criaron ganado, la poseen. Los descendientes de culturas que no criaron animales para el consumo de leche (muchos de los europeos del sur, la mayoría de los asiáticos, y gran parte de los africanos) no poseen esta mutación y no pueden, por ende, digerir debidamente los productos lácteos.

Tolerancia a la leche
Sarah Tishkoff en Tanzania. (Foto: U. Maryland)
Y es aquí donde aparece el misterio de por qué algunos pueblos africanos que criaron ganado y digieren bien la leche, no tienen la mutación que se lo permite a los europeos.

El estudio de Tishkoff parece haber resuelto el misterio. Resecuenciando muestras de ADN que su equipo recolectó entre diferentes grupos étnicos en regiones remotas de África, y probando si las variaciones genéticas que iban siendo halladas están asociadas con la capacidad de digerir la latosa, Tishkoff descubrió que, indudablemente, se produjo en su día una mutación genética diferente en África, con independencia de la que había ocurrido entre los europeos, y esta mutación apareció en tiempos en los que se iniciaba en este continente la cría de ganado.

Esta mutación había permanecido en las sombras hasta ahora porque aparece en diferentes posiciones que la mutación europea, y parece estar restringida a las poblaciones del África oriental que criaron ganado.

Cuando los humanos eran cazadores-recolectores, antes de que algunos comenzaran a domesticar el ganado, eran capaces de digerir la leche tan sólo hasta los cuatro años de edad. Cuando la leche se convirtió en una fuente de alimentación estable para los seres humanos, la evolución comenzó a trabajar, desarrollando la capacidad de digerir leche en los adultos.

Tishkoff y sus colaboradores han logrado determinar cuándo aparecieron estas mutaciones genéticas en la historia humana. La mutación para la tolerancia a la lactosa comenzó a mostrarse entre los europeos del norte al mismo tiempo que comenzaron a criar ganado, hace unos 9.000 años. Una mutación diferente para la tolerancia a la lactosa se hizo común entre los africanos orientales y comenzó a producirse hace unos 7.000 años. Estos datos cronológicos concuerdan con evidencias arqueológicas de los orígenes de la domesticación del ganado en esas regiones.



Hay un comentario
vanessa – quito
20/05/13 - 18:57
Tema: leche de vaca

es bueno la teoria

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Psicología masculina
Dolor lumbar
Lenguaje mandarín
Mensajes publicitarios
Baja autoestima
Mascotas robóticas
Propagación de la risa
Conocimiento médico en robots
Cuerpos ideales
Prevenir el cáncer
Memoria visual
Lucha contra la obesidad
Tolerancia a la leche
Corazones artificiales mecánicos
Tratamientos con testosterona
Una razón por la que los videojuegos son difíciles de abandonar
Metales tóxicos en casa
Absorción de las nanopartículas
Niños con sobrepeso
Estimulación del apetito