Medicina

El lenguaje mandarín es música para el cerebro


(NC&T) El investigador Fan-Gang Zeng, de la Universidad de California en Irvine, y sus colegas chinos estudiaron escaneos del cerebro de sujetos que estaban escuchando hablar en mandarín. Encontraron que el cerebro procesaba primero la entonación de las palabras en el hemisferio derecho, antes que el hemisferio izquierdo procesara la semántica, o significado, de la información.

Los resultados muestran que el procesamiento del lenguaje es más complejo de lo que se pensaba, y ofrece pistas sobre por qué las personas que usan prótesis auditivas tienen grandes dificultades para entender el mandarín.

Zeng argumenta que en idiomas como por ejemplo el inglés, los cambios en la entonación rigen la diferencia entre una afirmación y una interrogación, o en el estado de ánimo, pero el significado de las palabras no varía. Esto es diferente en el mandarín, en el cual los cambios en la entonación sí afectan al significado de las palabras.

"La mayoría de los implantes cocleares carecen de la capacidad de registrar grandes rangos tonales, lo que dificulta a sus usuarios el poder disfrutar de la música, o comprender bien un lenguaje tonal", explica Zeng, que es profesor de otorrinolaringología, de ingeniería biomédica, de ciencias cognitivas y de anatomía y neurobiología.

Lenguaje mandarín
Fan-Gang Zeng. (Foto: UCI)
En su laboratorio del habla y la escucha en la Universidad de California en Irvine, Zeng ha logrado importantes avances en el desarrollo de implantes cocleares.

Lin Chen, Hao Luo, Jing-Tian Ni, Zhi-Ou Li y Da-Ren Zhang, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, en Hefei, son coautores del estudio.


Más artículos
Psicología masculina
Dolor lumbar
Lenguaje mandarín
Mensajes publicitarios
Baja autoestima
Mascotas robóticas
Propagación de la risa
Conocimiento médico en robots
Cuerpos ideales
Prevenir el cáncer
Memoria visual
Lucha contra la obesidad
Tolerancia a la leche
Corazones artificiales mecánicos
Tratamientos con testosterona
Una razón por la que los videojuegos son difíciles de abandonar
Metales tóxicos en casa
Absorción de las nanopartículas
Niños con sobrepeso
Estimulación del apetito