Medicina

Beber con moderación podría ser útil para la memoria


(NC&T) "Este hallazgo podría tener implicaciones para enfermedades neurodegenerativas graves como el Alzheimer", apunta Matthew During, uno de los autores principales del estudio y profesor de virología molecular, inmunología y genética oncológica en la Universidad Estatal de Ohio. "Hay algunos indicios de que un consumo de alcohol entre suave y moderado puede proteger contra enfermedades como el Alzheimer en humanos; pero no está claro cómo ocurre esto".

Él y su colega, Margaret Kalev-Zylinska, investigadora postdoctoral en la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, descubrieron un mecanismo neuronal que puede ayudar a explicar el vínculo entre el alcohol y la mejora en la memoria.

Los investigadores vieron un cambio notable en la superficie de ciertas neuronas en ratas a las que se dio alcohol. Este cambio podría tener algo que ver con los efectos positivos del alcohol en la memoria.

Durante el estudio, Kalev-Zylinska diseñó una dieta líquida especial para las ratas. Una formulación incluyó una dosis baja de alcohol, comparable a dos o tres copas al día para un humano, mientras la otra dieta incluyó una dosis mucho más alta, comparable a seis o siete copas al día. Un tercer grupo de ratas recibió una dieta líquida sin alcohol. Todos los animales recibieron sus dietas respectivas a diario durante aproximadamente cuatro semanas.

Los investigadores midieron los niveles de alcohol en sangre de las ratas tres veces a lo largo del estudio. Hacia el fin del trabajo, las sometieron a dos tareas diferentes de memoria.

En una de las tareas, las ratas tuvieron varios minutos para examinar dos objetos de plástico idénticos, cuadrados. Después de cierto tiempo, un investigador reemplazó uno de los objetos con otro nuevo, redondo, hecho de vidrio. Los investigadores midieron la cantidad de tiempo que cada rata gastó comprobando el nuevo objeto (una indicación de que el animal lo reconoce como nuevo).

Las ratas que recibieron dosis bajas de alcohol consumieron aproximadamente tres veces más tiempo en examinar el nuevo objeto que las ratas con dieta sin alcohol. Las ratas que recibieron las dosis altas de alcohol emplearon cantidades equivalentes de tiempo en comprobar ambos objetos, lo que denota que eran incapaces de diferenciar el objeto nuevo del viejo.

Los investigadores constataron que los niveles bajos de alcohol aumentaron la expresión de un receptor particular, NR1, en la superficie de neuronas en una región del cerebro, el hipocampo, que desempeña un papel importante en los procesos de la memoria.


Más artículos
Raices del ADN
El cinc
Enfermedades cardíacas
Corazones dañados
Solución que detiene hemorragias
El cerebro es supersticioso
Injertos vasculares
Degeneración macular
Sistema inmunológico
Gen ligado al autismo
Análisis de sangre
Las orugas
Personas emocionalmente ambivalentes
Genoma humano
Genética de los chimpancés
Beber ayuda a la memoria
Clasificación de los colores
Genoma celular
Signos neuronales del bilingüismo
Cerebro humano