Medicina

Reparación de médula espinal con técnica innovadora de celulas madre

(NC&T) Los científicos del Centro de Investigación en Lesiones de Médula Espinal, de Nueva York, han mostrado que ratas receptoras de un trasplante de cierto tipo de célula inmadura de soporte del sistema nervioso central (producida por células madre) alcanzaron más del 60 por ciento de regeneración en sus fibras nerviosas sensoriales, registrándose asimismo un crecimiento completo en los sitios lesionados en más de dos terceras partes de las fibras nerviosas después de ocho días. Las ratas que recibieron los trasplantes también caminaron normalmente en dos semanas.

El Centro Médico de la Universidad de Rochester, y la Escuela de Medicina Baylor, en Houston, colaboraron en el trabajo. Los investigadores creen que han conseguido un avance importante en técnicas de aplicación de células madre, al concentrarse en un nuevo tipo de célula con la aparente capacidad de reparar el sistema nervioso adulto.

Los ensayos perfilan una posible estrategia para lograr que las células hagan lo que se pretende de ellas en cada caso, en vez de simplemente poner células madre en el punto dañado y esperar que la lesión las incite a transformarse en los tipos de células que resulten de mayor utilidad para la ocasión.

En el laboratorio, Margot Mayer-Proschel y sus colegas tomaron células madre gliales embrionarias y las indujeron a transformarse en un tipo específico de célula de soporte llamada astrocito, conocido por favorecer el crecimiento de la fibra nerviosa. Estos astrocitos, llamados astrocitos derivados de precursor glial o GDAs, fueron entonces trasplantados en médulas espinales lesionadas de ratas adultas. El proceso de cicatrización y recuperación en ellas se comparó al experimentado por otras ratas trasplantadas con células madre no diferenciadas y con la evolución de un tercer grupo que no recibió ningún tratamiento.

Las ratas sin trasplante de células GDA no mostraron ninguna regeneración de la fibra nerviosa y tuvieron dificultad para caminar aún cuatro semanas después de la cirugía.

Las células GDA parecen operar haciendo señales en el tejido a reparar en diferentes formas, como suprimiendo el tejido cicatricial, rescatando las neuronas de la vía motora cerebral y alineando el tejido en el lugar de la lesión.

Es necesaria más investigación, sin embargo, antes de que esta tecnología pueda ser usada en humanos.


Más artículos
Gestos comunicación
Astronautas y acuanautas
Proceso cerebral del sonido
Reparación de médula espinal
Tejido segunda piel
Atracción hombres paternales
Detección mentira
Cura para presbicia
Soledad tensión arterial
Inspiración y trabajo
Quimioterapia selectiva
Procesos inflamatorios hígado
Cerebro envejecimiento
Fractura de cadera en hombres
Evolución de peces a animales terrestres
Mujeres de países pobres
Neuronas detectores de novedades
Nacimiento ideas cerebro
Enfermedades neurodegenerativas y transporte de proteínas
Experimentos recuperación vista