Medicina

Usar resonancia magnética como detector de mentiras



¡Comparte esto con tus contactos!

Investigadores del Hospital de la Universidad Temple en Filadelfia usaron la fMRI para mostrar cómo áreas específicas del cerebro se "iluminan" cuando una persona dice una mentira.

El Dr. Feroze B. Mohamed, profesor de Radiología en la citada universidad, recuerda que la prueba estándar con polígrafo no ha logrado producir resultados plenamente fiables, en gran parte porque depende de las manifestaciones exteriores de ciertas emociones que las personas sienten al mentir. Estas manifestaciones, incluyendo la transpiración aumentada, cambio de posición del cuerpo y sutiles expresiones faciales, aunque son naturales, pueden ser suprimidas por un número bastante grande de personas, de manera que la exactitud y consistencia de los resultados del polígrafo quedan comprometidas.

Dado que la activación del cerebro parece ser menos susceptible a ser controlada de forma consciente y fraudulenta por un individuo, se espera que esta nueva técnica de detección supere las limitaciones que tiene la prueba convencional con polígrafo, y dé lugar a un nuevo método objetivo de detección de mentiras que pueda ser usado con plena fiabilidad en una sala de tribunal u otro escenario.

El Dr. Mohamed y sus colegas reclutaron 11 sujetos sanos para el estudio. Se organizó un tiroteo simulado en el cual se dispararon balas de fogueo. Se pidió a cinco voluntarios que dijeran la verdad cuando les hicieran una serie de preguntas sobre su participación en el simulacro, y a seis se les solicitó que mintieran deliberadamente. Cada voluntario fue examinado mediante fMRI para observar la activación del cerebro mientras contestaba a las preguntas veraz o falsamente. También se sometieron a una prueba convencional de polígrafo donde se supervisaron la respiración, la actividad cardiovascular y la transpiración. Las mismas preguntas se hicieron en ambos exámenes, y se compararon los resultados entre los grupos.

"Con la fMRI, había sistemáticamente áreas concretas del cerebro que se activaban mucho más al relatar mentiras que durante la declaración de la verdad", explica el Dr. Mohamed. Al dar una respuesta falsa, una persona debe inhibir u ocultar la verdad, lo cual activa partes del cerebro que no se requieren para decir la verdad. Así, menos áreas del cerebro están activas al decir la verdad.

Catorce áreas del cerebro estaban activas durante el proceso de mentir. En contraste, sólo siete áreas se encendieron cuando los sujetos contestaron verazmente.

Estudiando las imágenes, los investigadores pudieron trazar un mejor esquema cerebral del proceso de mentir. Especialmente, el aumento de actividad en el lóbulo frontal delata cómo el cerebro trabaja para reprimir la verdad y construir una mentira.



Hay un comentario
aaaa – Roma
23/08/09 - 03:15
Tema:

hola

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Epicatequina salud cardiovascular corazón
Nueva teoría sobre el suicidio
Defensa contra retrovirus sida VIH
Memoria largo plazo vía molecular sinapsis
Cosquillas cancelación atenuación sensorial
Belleza atractivo éxito vida
Privación sueño aprendizaje espacial
Incremento flujo sangre corazón
Teléfono móvil glioma tumor cerebral
Respuesta cerebro visión
llegada judíos Europa asquenazí
Antidepresivos y sistema inmunológico
Genoma microbios plancton
Genoma microbios plancton
Respuesta cerebral sonido lechuza
Causa dolor contínuo
Caída Atenas Grecia
Virus obesidad adenovirus
Resonancia magnética polígrafo mentiras
Memoria actores experimentación activa