Medicina

La motivación intrínseca quizá no exista


(NC&T) Steven Reiss, profesor de psicología en la Universidad estatal de Ohio, argumenta que una gran variedad de motivaciones no pueden ser incluidas en las categorías de motivaciones intrínsecas y extrínsecas.

Las intrínsecas son aquellas que parten del interior (hacer algo porque se desea hacer), mientras que las extrínsecas son aquellas en busca de una recompensa final, tales como: dinero, una buena nota en clase, o un trofeo en un evento deportivo.

Pero no hay ni siquiera evidencias reales de que la motivación intrínseca exista, según sostiene Reiss. "No hay razón para decir que el dinero no pueda ser una motivación efectiva, o que las notas no puedan motivar a los estudiantes en la escuela. Todo es cuestión de diferencias individuales".

Reiss ha desarrollado y puesto a prueba una teoría de motivación que plantea la existencia de 16 deseos básicos que guían casi todos los comportamientos significativos, incluyendo el poder, la independencia, la curiosidad y la aceptación social. Para él, los defensores de la motivación intrínseca, además de tratar de reducir estos deseos a sólo dos categorías, están haciendo juicios valorativos declarando que algunos tipos de motivación son mejores que otros. "Por ejemplo, algunos han dicho que la riqueza y el materialismo llevan a una felicidad de calidad inferior, pero no hay pruebas verdaderas de ello. Los individuos difieren enormemente respecto a las posibles causas de su felicidad. El ganar una competición y el enriquecimiento hacen muy felices a algunos, pero para otros, sentirse competentes y socializarse puede resultar más satisfactorio. La cuestión es que no se puede decir que algunas motivaciones como el dinero son inherentemente inferiores".

Motivación intrínseca
Steven Reiss (Foto: OSU)
En su artículo, Reiss señala algunos problemas que él encuentra en las teorías y estudios relacionados con la motivación intrínseca. Uno de los problemas es que quienes, según él, exageran el valor de la motivación intrínseca, tienen varias definiciones diferentes sobre lo que ésta significa, y dichas definiciones cambian según las circunstancias. Una definición común es que la motivación intrínseca es aquella placentera por sí misma, mientras que la motivación extrínseca no lo es. Así, se dice que los niños son curiosos por naturaleza y disfrutan del aprendizaje por la alegría que les brinda, mientras que las notas son un estímulo extrínseco que fomenta la competencia y hace que el aprendizaje sea menos placentero.

Sin embargo, Reiss afirma que su investigación ha descubierto que la gente muestra un rango amplio de curiosidad. Algunos son muy curiosos y disfrutan al pasar un buen rato aprendiendo por iniciativa propia. Sin embargo, muchos no tienen esa curiosidad y no disfrutan del aprender por aprender. "Hay muchos chicos cuyo estimulo más importante son las notas que obtienen, la competencia con sus compañeros. Esto parece ir en contra de lo que algunos psicólogos sostienen, los que piensan que la competencia es mala y que una actitud no competitiva es buena, y que el aprendizaje y la curiosidad son valores intrínsecos que todo el mundo comparte".


Más artículos
Virus Ébola
Retina artificial
Apetito y vista
Sustancias tóxicas alimentación
Nanopartículas detección cáncer
Nanopartículas inhaladores
Brazo robótico apoplejía
Atención espectador
Motivación intrínseca
Autismo síndrome X-frágil
Palabra olores cerebro
Memoria conocimiento
Terapia hablar público
Toxina tetánica
Habla gestos manos
Diagnóstico cáncer próstata
Memoria mayores
Stress daño cerebral
Influencia público árbitros
HIV-1