Medicina

Posible nuevo tratamiento para la ceguera

(NC&T) La investigación, llevada a cabo por un grupo de expertos de la Universidad de Manchester y del Imperial College de Londres, demuestra que el gen de la melanopsina causa que las células nerviosas se vuelvan fotorreceptoras. El equipo encontró que activar melanopsina en las células que no utilizan normalmente el gen, las hace sensibles a la luz.

El modelo clásico de cómo el ojo ve, implica dos tipos de células fotorreceptoras en la retina, conocidas como bastones y conos. Sin embargo, el Dr. Rob Lucas, que condujo la labor del equipo de Manchester, y que ha llevado a cabo investigaciones concernientes al efecto que la luz tiene en nuestros ritmos diarios, y su colega Mark Hankins del Imperial College, formaron parte de un equipo que descubrió recientemente un tercer tipo de fotorreceptor, aunque los mecanismos de su funcionamiento no han sido aclarados completamente... hasta ahora.

En los últimos años se está comenzando a aceptar cada vez más que tenemos un tercer sistema que utiliza la melanopsina y que ha pasado desapercibido durante años de intensa investigación científica. Por ello, en este nuevo estudio, los investigadores introdujeron melanopsina en células que no la utilizan normalmente. Y han comprobado que las células llegan a ser fotosensibles y son capaces de producir una señal biológica.

El descubrimiento de que la melanopsina es capaz de hacer fotosensibles a las células, brinda una oportunidad única de estudiar las características de esta interesante proteína. Durante años, los científicos han estado explorando maneras de restaurar la detección de luz en personas invidentes que han perdido sus bastones y conos. Ahora, una conclusión de esta investigación es que usar melanopsina para hacer que las células nerviosas del ojo se vuelvan fotorreceptoras, puede representar un nuevo enfoque a este problema, que podría desembocar en tratamientos para algunas formas de ceguera. Sin duda, resulta notable que la activación de un solo gen pueda crear un fotorreceptor funcional.

Los investigadores también creen que ciertos defectos en la acción de la melanopsina podrían ser responsables de otras dolencias humanas, incluyendo algunas clases de depresión e insomnio.

En realidad apenas se conoce de qué más podría ser responsable la melanopsina. Pero ahora, que se ha comenzado a comprender mejor el papel de este gen, será posible investigar más su influencia en áreas relativas al estado de ánimo y al sueño.

El equipo de investigación está colaborando con ingenieros del Imperial College para desarrollar una prótesis retiniana funcional, capaz de permitir que la información de las células receptoras de luz sea utilizada por el cerebro para formar imágenes.


Más artículos
Tamaño cerebro
Elegir pareja
Extracto té verde
Virus gripe
Tratamiento ceguera
Trastornos sueño
Agnes Sorel
Pomelo medicamentos combinación
Químicos cáncer colon
Trastornos neurodegenerativos tratamientos
Nervio óptico regeneración
Brazo robótico
Enfermedad sueño
Detección calor piel
Reflejos longevidad
Virus SIDA cáncer
Vino tinto corazón
Insuficiencia cardíaca síntomas
Mente humana variables
Longitud dedos agresividad