Ingeniería

Amortiguadores hechos de músculos artificiales


(NCYT) No es agradable circular en bicicleta por una calle adoquinada. A menos que la bicicleta tenga un buen sillín relleno con silicona. Eso reduce los traqueteos y contrarresta un poco las molestas vibraciones. A los ojos de un profesional, el material en el sillín es un "elastómero", un material que es flexible y maleable, como una goma.

Los amortiguadores de los vehículos reducen los traqueteos que experimentan los pasajeros cuando la superficie por la que circula el vehículo es poco lisa. Pero tienen sus limitaciones. Su función es meramente pasiva. El equipo de los ingenieros William Kaal y Jan Hansmann en el Instituto Fraunhofer para la Durabilidad Estructural y la Fiabilidad de Sistemas (LBF) en Darmstadt, Alemania, está trabajando ahora en la próxima generación de amortiguadores. Estos especialistas están diseñando componentes hechos de elastómeros que responden de modo activo a vibraciones no deseadas, y las amortiguan del modo más eficaz logrado hasta ahora.

Los elastómeros han sido usados en la ingeniería durante décadas, por ejemplo en amortiguadores para rodamientos de motores de vehículos y en aplicaciones varias dentro de la ingeniería mecánica. Hasta ahora, han tenido un efecto meramente pasivo sobre las vibraciones o los impactos. Sería más efectivo que los elastómeros respondieran proactivamente y contrarrestaran las vibraciones. Teóricamente, esto haría que las vibraciones se disiparan por completo.

Músculos artificiales
Un grupo de ingenieros está trabajando en materiales inteligentes que pueden disminuir las vibraciones y obtener energía del entorno. (Foto: Fraunhofer)
Ya existen materiales que son buenos para este propósito. Se les llama elastómeros electroactivos. Son sustancias elásticas que cambian de forma cuando se las expone a un campo eléctrico. Si se agrega una electrónica inteligente que controle a los elastómeros, haciéndoles vibrar con precisión del modo que más convenga en cada momento, entonces las vibraciones no deseadas en un motor u otro aparato se disiparán casi por completo.

La función de estos nuevos y revolucionarios amortiguadores también puede ser invertida: En vez de producir vibraciones para contrarrestar las que recibe, el dispositivo también puede absorber las vibraciones que le llegan de su entorno a fin de producir electricidad a partir de ellas.





Más artículos
GPS para interiores
Vigilar raíles o carreteras con láser
Rigidez del pavimento
Atrapar dióxido de carbono
Avances en el ITER
Desalinizar agua en zonas áridas
Nuevo chip de memoria
Analizar sangre sin extraerla
Robots para ordenar habitaciones
Fabricación de moldes para piezas metálicas
Ventanas con células solares
Músculos artificiales
Paneles solares subacuáticos
Circuitos resistentes a la radiactividad
Sonidos derivados de estrellas
Transmitir datos a velocidad elevadísima
Autorreparación de de grietas en carreteras
Sistema cuántico de almacenar datos
Robots para ordenar habitaciones
Nanocable coaxial