Ingeniería

Nuevo y revolucionario diseño de traje espacial


(NC&T) Newman, profesora de aeronáutica y astronáutica en el MIT, está trabajando en un traje ceñido avanzado, diseñado para permitir una movilidad superior cuando los seres humanos alcancen Marte o vuelvan a la luna. Su BioSuit, hecho de spandex y nylon, no es el traje espacial típico.

Newman, su colega Jeff Hoffman, sus colaboradores y la empresa local de diseño Trotti y Asociados, han estado trabajando en el proyecto cerca de siete años. Sus prototipos todavía no están listos para viajar al espacio, pero demuestran lo que están intentando lograr: un traje muy ceñido y de poco peso que permitirá a los astronautas convertirse en exploradores verdaderamente móviles de la Luna y Marte.

Newman prevé que el BioSuit podría estar listo para el momento en que se ponga en marcha de manera firme el proyecto de enviar una nave tripulada a Marte, quizá dentro de unos diez años. Los trajes espaciales actuales no estarían a la altura de los desafíos de semejante misión exploratoria, según Newman.

El traje prototipo de Newman constituye un atrevido golpe de timón con respecto al modelo tradicional. En vez de usar gas a presión, que ejerce una fuerza en el cuerpo del astronauta para protegerlo contra el vacío del espacio, el traje cuenta con la contrapresión mecánica que implica envolver el cuerpo con capas apretadas de material. El truco es hacer un traje que sea ceñido pero que se estire con el cuerpo, permitiendo la libertad de movimiento.

Nuevo traje espacial
Un prototipo del BioSuit, mostrado por la propia inventora, Dava Newman. (Foto: Donna Coveney)
En los últimos 40 años, los trajes espaciales se han ido volviendo progresivamente más pesados, y ahora alcanzan ya unos 136 kilogramos. Esa "carga", mucha de la cual se debe a las múltiples capas y al sistema de soporte vital acoplado con el gas presurizado, restringe seriamente los movimientos de los astronautas. Cerca de un 70 ó un 80 por ciento de la energía que ejercen al usar el traje, está destinada simplemente a ejercer la suficiente fuerza contra el traje para doblarlo.

Cuando un astronauta está en un ambiente de microgravedad, por ejemplo dando un paseo espacial fuera de la Estación Espacial Internacional, o caminando a campo abierto por una llanura lunar, trabajar en esos trajes tan masivos es manejable, pero puede ser muy difícil en misiones a la Luna o Marte en las que se requiera realizar actividades más complejas.

Otra ventaja del BioSuit es la seguridad. Si un traje espacial tradicional se pincha por un minúsculo meteorito u otro objeto, el astronauta debe volver a la estación espacial o a la base inmediatamente, antes de que sufra una descompresión que amenace su vida. Con el BioSuit, un pinchazo pequeño y aislado se puede envolver de modo parecido a como una herida leve en la piel se soluciona con un vendaje, y el resto del traje no se verá afectado.

El BioSuit terminado puede ser un híbrido que incorpore algunos elementos de los trajes tradicionales, incluyendo una sección del torso y un casco presurizados. Un tanque de oxígeno se puede ubicar en la espalda.

El nuevo traje también podría ayudar a los astronautas a permanecer en buena forma física durante el viaje de medio año a Marte. Se sabe, por investigaciones, que los cosmonautas pierden en el espacio hasta el 40 por ciento de su fortaleza muscular. Sin embargo, el nuevo traje podría diseñarse para ofrecer niveles variables de resistencia, permitiendo a los astronautas ejercitarse ejerciendo fuerza contra el traje espacial al moverse dentro de él, durante un largo vuelo a Marte.


Más artículos
Robots humanoides
Nanofuente de luz
Pabellón de agua digital
Transistores con nanotubos de carbono
Chip de silicio
Vasos sanguíneos por ingeniería
Robot andante
Nuevo traje espacial
Transferencia inalámbrica datos
Moléculas individuales
Producir paneles solares
Energía del movimiento de la muchedumbre
Láser potente y eficiente
Célula solar orgánica
Estudiar nanoestructuras
Bombeando líquidos ámbito celular
Dispositivos de comunicación
Aleta de pez para submarinos
Papel de óxido de grafeno
Células solares DSSC