Ingeniería

Un diminuto sensor de movimiento, fácilmente fabricado en serie


El sensor, diseñado por Huikai Xie (profesor de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de Florida) y sus colegas, mide aproximadamente 3 milímetros cuadrados. No es el sensor de movimiento más pequeño que se haya inventado, pero es sumamente sensible, consume sólo una pequeña cantidad de energía eléctrica y, lo más importante, pertenece a una nueva generación de sensores que pueden fabricarse usando las técnicas y equipamientos normales de la industria de los chips para ordenadores.

Los sensores de movimiento eran grandes y pesados, y su uso ha sido común en décadas recientes en aviones y embarcaciones para funciones de navegación. Las técnicas de miniaturización desarrolladas como parte de un campo relativamente nuevo, el de los Sistemas Micro-Electro-Mecánicos, o MEMS, han reducido su tamaño y costo.

El resultado es que los sensores están haciéndose comunes en los productos comerciales. Por ejemplo, los automóviles actuales contienen diminutos acelerómetros que despliegan los airbags al detectar una parada súbita o los cambios en el movimiento que ocurren durante las colisiones. Un pequeño número de teléfonos móviles, PDAs y ordenadores portátiles también llevan ahora sensores de movimiento.

Sensor movimiento
Huikai Xie. (Foto: Kristen Bartlett/University of Florida )
Estos sensores tienen diversas funciones. En un PDA, pueden permitir a los usuarios que están leyendo un libro "pasar la página" simplemente dándole la vuelta al PDA sobre la palma de la mano y colocándola de nuevo en posición normal. En los teléfonos celulares, los sensores de movimiento pueden reconocer cuándo el teléfono está cayendo y resguardar la unidad de disco duro para prevenir una pérdida de datos.

Los investigadores creen que estas aplicaciones son sólo el principio. Baratos, diminutos, y fabricados con facilidad, si se conjugan con la tecnología inalámbrica, los sensores de movimiento podrían llevarse cómodamente o ser incluso cosidos en la ropa. Eso podría servir a los entrenadores para controlar mejor los movimientos de los atletas, o a las enfermeras que trabajan a distancia para controlar a las personas mayores en sus casas.

Es incluso posible que pudieran implantarse en los huesos durante las intervenciones quirúrgicas, dando así a los cirujanos ortopédicos una manera única de supervisar el progreso de la recuperación.


Más artículos
Autolimpieza nanopartículas
espectrometro barato compacto
Sensor movimiento
Visión materiales transparantes
batería automóviles híbridos
semiconductores emisores luz
Fusión nuclear generador neutrones
aleaciones cristales cromo
Ciberdelito huellas dactilares
Robots quirúrgicos cirujía
Espuma baja densidad TufFoam
Motores aviación silencio
peligro Móbiles aviones
nanopieles dispositivos electrónicos flexibles
Reconocimiento objetos personas cerebro
Uso Hidrógeno autonóviles
Hebras ADN
Rodioquinonas
Láser ultrasónico
Eficiencia de los combustibles