Ingeniería

Un simio gigante convivió con humanos


Usando un método de datación de muy alta precisión (que involucra técnicas de resonancia del espín del electrón y la serie del uranio), Jack Rink, profesor de geografía y ciencias de la Tierra en la Universidad McMaster, ha determinado que el Gigantopithecus blackii, el primate más grande que haya existido, vagó por el sudeste de Asia durante casi un millón de años antes de que la especie se extinguiera hace unos cien mil años. Este periodo fue conocido como Pleistoceno, y por entonces los humanos ya existían desde un millón de años antes.

Determinar cuándo existió el Gigantopithecus, primate que coexistió con los humanos cuando estaban sufriendo un cambio evolutivo notable, siempre ha sido una pieza perdida del rompecabezas. Guangxi, la provincia en el sur de China donde fueron encontrados los fósiles de Gigantopithecus, es la misma región en la que algunos creen que se originó la raza humana moderna.

La investigación sobre el Gigantopithecus blackii se inició en 1935, cuando el paleontólogo holandés G.H. von Koenigswald descubrió un molar amarillento entre los "huesos de dragón" ofrecidos para la venta en una farmacia de Hong Kong. La medicina china tradicional mantiene que los huesos de dragón, básicamente huesos y dientes fósiles, poseen poderes curativos cuando son reducidos a un polvo fino y luego ingeridos.

Durante casi 80 años, el Gigantopithecus blackii ha intrigado a los científicos, que han confeccionado una descripción usando nada más que un puñado de dientes y un juego de mandíbulas.

Simio gorila gigante
El Gigantopithecus blackii, el mayor primate conocido. ((Foto: McMaster University))
El tamaño de estos restos (la corona del molar, por ejemplo, medía unos dos centímetros de diámetro) ayudaron a que los investigadores comprendieran el tamaño extraordinario de estos primates. La muestra estudiada reveló que el Gigantopithecus era un herbívoro y se alimentaba principalmente de bambú. Algunos creen que el apetito voraz del primate por el bambú lo puso finalmente en el extremo perdedor de la escala evolutiva, en su competencia con los más hábiles y adaptables humanos.

La investigación fue financiada por el NSERC (Natural Sciences and Engineering Research Council) de Canadá.



Todavía no hay comentarios

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Células solares baratas
Células solares de nanocristal
Analizador sónico de gas
Capacidad depósito combustible
Puente del Milenio Londres
Simio gorila gigante
Formación de cristales
Sistema para evitar el fuego amigo
Edificios inteligentes servicios urgencias
Humanos modernos en Asia
Energía del hidrógeno
Bicicleta eléctrica pila combustible
Revolución nanotecnológica
Nanojaulas llenas con hidrógeno
Metamateriales índice de refracción
Fluídos magneto-reológicos suspensión automóviles
Recicladores de agua
Vestuario protección personal
Nanosensor puntos cuánticos detectar ADN
Material resistente a corrosión puentes