Fraude digital 
 

Portada     Noticias científicas     Científicos     Foros     Humor científico    
Astronomía | Biología | Ecología | Física | Geología | Matemáticas | Medicina | Química | | | Agricultura | Electrónica | Informática | Ingeniería | | | Antropologia | Arquitectura | Paleo y Arqueología
Ingeniería

Hologramas para detectar el fraude digital



¡Comparte esto con tus contactos!

Los organismos de defensa también podrían usar la técnica para verificar la fuente de informes militares secretos, y para proteger de la manipulación a imágenes captadas por satélites.

La investigación ha sido conducida por los físicos Giuseppe Schirripa Spagnolo, Carla Simonetti y Lorenzo Cozzella de la Universidad de Roma Tre, en Roma, Italia.

En su sistema, una imagen, por ejemplo el logo de una compañía, se agrega a una fotografía digital como una marca de agua invisible. Cualquier intento posterior de alterar el contenido de la fotografía también ocasiona la alteración de la marca. Entonces la falsificación puede ser detectada usando un ordenador para extraer la marca de agua y revisar si está dañada. En una foto falsificada, hasta se puede identificar el objeto o sección que ha sido manipulado.

El equipo tenía que asegurarse de que sólo un destinatario autorizado pudiera extraer la marca de agua, la cual de otro modo podría ser agregada a una imagen fraudulenta para hacerla pasar como genuina. Para afrontar este problema, la marca de agua es encriptada antes de ser añadida a la imagen, de manera que sólo alguien que conozca la clave secreta puede reconstruirla. Además, la encriptación hace difícil detectar si una imagen tiene marca de agua o no.

Antes de que sea agregada a la fotografía, la marca encriptada se convierte en un holograma generado por computadora (CGH). Un CGH es una simulación del patrón de ondas luminosas que se registra cuando un holograma real es realizado. Como con todos los hologramas, una pequeña parte del CGH contiene suficiente información para reproducir toda la imagen. Esto significa que sólo se necesita una pequeña parte de la imagen de la marca de agua para extraerla.

Cuando el CGH se añade a la imagen, reemplaza el "ruido" de ésta, el cual ha sido filtrado con anterioridad. El ruido es información aleatoria de alta frecuencia que no contribuye a la imagen que vemos, y puede ser suprimido sin dañarla. La información de la marca de agua CGH está en la misma banda de alta frecuencia que el ruido, así que es invisible al ojo humano cuando se agrega a la fotografía.

La marca de agua se encuentra ahora incrustada en el archivo digital de la imagen, en una parte separada del espectro de la información de ésta, facilitándole al destinatario el aislarla y extraerla. Si la marca de agua no puede ser reconstruida usando la clave privada, significa que alguien ha destruido la marca de agua al tratar de modificar la imagen.



Todavía no hay comentarios

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Catalizador aguas contaminadas
Nuevos sistemas amortiguación
Biosensor contaminación
Películas holográficas
Tocar música automóvil
Piel sensible robots
Fabricación serie nanodispositivos
Nanotubos flexibles
Comercialización atún almadraba
Realidad virtual a distancia
Aviones sin tripulación
Fraude digital
Sensores artificiales
Calor automóviles aparcados
Sonido coches
Piel tiburón
Mito violines Stradivarius
Energía hidrógeno
Material más duro del mundo
Tubos de carbono nanométricos

Novedades

Publicidad


Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este sitio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo a través de la página "Contactar" de este sitio web o a través de mi perfil en Facebook haciendo click aquí.

Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.