La influencia de internet en la sociedad actual

Índice

1. Introducción
2. Origen y evolución histórica
3. ¿Qué es Internet?
4. Cómo se usa
5. Descarga de ficheros
6. Datos actuales
7. Teletrabajo
8. Comercio electrónico
9. Educación
10. Servicios online
11. Adicción a Internet
12. El lado oscuro de Internet
13. Entrevista a ex-hacker
14. Conclusión
15. Bibliografia
16. Sobre el autor

Comercio electrónico


La aparición de nuevas formas de acceder a Internet sin necesidad de la computadora producirá en breve tiempo que cientos de millones de personas se sumen a los cientos de millones que ya utilizan Internet, constituyendo el más enorme mercado globalizado para el comercio que haya existido.

Viendo estas posibilidades, poderosas empresas están realizando en este campo inversiones internacionales que alcanzan cifras siderales. La economía de Internet esta creciendo a pasos agigantados.

Compras on-line

Mirar vidrieras, comparar precios y hacer compras sin salir de casa es tan apasionante para el consumidor como riesgoso para la billetera. Pero cuando la posibilidad es tan simple como un clic, una tarjeta de crédito y esperar a que el correo traiga el artículo que se ha comprado desde la pantalla, la tentación es inmensa. Y ahí está Internet para seducir al cibernauta y generar una revolución que promete cambiar los hábitos de consumo del próximo siglo.

En la Argentina el comercio electrónico aun es incipiente pero la oferta crece sin pausa. Según datos de la Secretaría de Comunicaciones de la Nación, el 35% de los usuarios locales compró al menos una vez un producto o servicio a través de la Red. Las páginas web de Argentina Commerce, Grippo.com o Gauchonet, por ejemplo, son una excelente puerta de entrada para acceder a los sitios de la mayoría de las empresas locales que ofrecen servicios de comercio electrónico. Están todos los rubros y su actualización es permanente porque la oferta crece cada minuto.

No se trata sólo de comprar ropa, libros, flores o comida; hoy ya se puede hasta "ir" al supermercado. Disco Virtual inauguró en el 97 un sistema que permite hacer pedidos y pagarlos en su sitio web de Internet, donde despliegan todo el contenido de sus góndolas. Silvia Dunayevih, psicóloga y empresaria que figura entre los 2.500 clientes que ya utilizan este servicio, se entusiasma cuando cuenta que "hace dos años que no piso un supermercado. Hago los mandados a cualquier hora, en diez minutos y sin moverme de casa".

Las librerías son el rubro con mas presencia en la Red. El precio es el mismo que en los locales, pero se pagan gastos de envío. Los pedidos suelen demorar 24 horas en Capital y 72 horas para el interior. La librería Fausto vende unos 20 libros diarios por la Red, casi la misma cantidad que el sitio de la librería Santa Fe. Por su parte, la librería Cúspide facturó el año pasado unos 20 mil pesos mensuales por sus ventas on-line y este año casi ha duplicado esa cifra. La página web de la librería Yenny es una de las más completas y ofrece un servicio de personalización de compra: si uno se registra y deja sus preferencias, recibe recomendaciones en función de su perfil.

En cuanto a las disquerías virtuales, recién están desperezándose en nuestro país. La pionera y hasta el momento única disquería completamente virtual de la Argentina es Faro Buenos Aires, que comercializa y difunde música sin soporte físico a través de la Red. "Recibimos unos 20 pedidos por día y entregamos 150 discos por semana; la empresa no es más que el sitio en Internet", explica Javier Fainzag, uno de los responsables del sitio.

Las vidrieras virtuales se multiplican en forma acelerada sin atender las dudas que el comercio electrónico está disparando entre los clientes virtuales. En el Club de los Consumidores del Ciberespacio, que funciona en la red desde hace un año, los compradores argentinos pueden escuchar algunos consejos y compartir inquietudes. Algo que está al alcance de un simple clic como todo en Internet.

El Comercio Por Internet Producira Ganadores Y Perdedores

En los países en los cuales no se desarrollen suficientes empresas que estén en condiciones de competir en el comercio por Internet se resentirán las exportaciones y aumentaran las importaciones, se perderá parte del mercado interno del país por las ofertas desde otros países que por Internet reciben las empresas y los ciudadanos. Los argentinos ya están comprando por Internet a otros países una creciente gama de productos: libros, revistas, música, cursos a distancia, servicios de traducción, esparcimiento, programas de computación, vinos, artículos electrónicos, etc..

Esta facilidad de comprar por Internet de un país a otro beneficiará a muchas empresas y perjudicará a otras que perderán puestos de trabajo. Por ello, los países que tengan déficit en su comercio por Internet y que tengan muchos desocupados lo padecerán más.

Podemos reflexionar sobre cuales de los aspectos de Internet pueden beneficiar y cuales perjudicar el desarrollo de las personas, de las empresas y de un país, pero lo que no podemos hacer es elegir si involucrarnos o no, porque Internet llegó para quedarse y se nos impone como una gran e inevitable revolución tecnológica, como lo fueron la invención de: la imprenta, la electricidad, el automóvil, el avión, el teléfono, la televisión, los antibióticos, las vacunas, la energía atómica y otros productos de esa envergadura, frutos de la creatividad humana.

Las modificaciones que Internet está comenzando a producir en el campo de los negocios genera una nueva dinámica comercial que es muy distinta a la que era antes de Internet, esta realidad significa una nueva forma de competir que tendrán que enfrentar las empresas y los países, esto originará empresas y países que ganaran y otros que perderán, no será fácil estar entre los ganadores.

La Participacion Que Debe Tener El Estado

El gobierno debe tomar las medidas que sean necesarias para superar los problemas que dificulten el desarrollo de Internet en el país. En esta dirección el estado argentino debe tener, entre otros, los siguientes 3 objetivos esenciales:
  • Disminuir el costo para los usuarios del acceso al uso de Internet, para que todos puedan utilizarla.
  • El mayor costo lo constituye el empleo del teléfono para establecer la comunicación con Internet. (en el periódico La Nación del 12 / 02 / 00 se informa que la Argentina y Venezuela figuran como los dos países más caros del mundo para el usuario de Internet, duplican el costo de países como Chile y España y triplican los de Estados Unidos y Canadá).
  • Capacitar a los jóvenes y adultos en el eficiente empleo de Internet.
    Ello exige no solo enseñarles a navegar por Internet, también es necesario desarrollar en ellos en la mayor medida posible las capacidades para que puedan "elaborar inteligente y creativamente" la información que Internet les ofrece.
  • Facilitar el comercio por Internet a los emprendedores, a los microemprendimientos y a las PyMEs.
Para ello se debería poner especial esfuerzo en la utilización de Internet para la exportación de productos y servicios, ya sea vendiendo empresa a empresa o directamente a los consumidores de todo el mundo. Esta es una de las formas más efectivas y genuinas que tenemos para obtener divisas, generar trabajo, y luchar contra la desocupación. En el periódico Clarín del 16 / 02 / 00 en un muy interesante articulo firmado por Ricardo Lafferriere (ex senador nacional) y Ricardo Campero (ex secretario de comercio) expresan que utilizando el comercio por Internet ..."con creatividad e innovación, no sería utópico imaginar en cuatro años un agregado de 2.500 millones de dólares extra a nuestras alicaídas cuentas externas y una incorporación a la nueva economía (refiriéndose a la del comercio por Internet ) de no menos de cien mil argentinos". Estas cifras podrían ser mucho mayores si el Estado toma una actitud activa en cuanto a ayudar a los nuevos emprendimientos y a las pequeñas y medianas empresas.

En el articulo del periódico Clarín titulado: "La Cultura Abre Mercados", los autores analizan los beneficios económicos que podría obtener el país si sus ciudadanos desarrollan con creatividad el comercio por Internet. Resaltan qué especiales beneficios reportará el ofrecer productos culturales, no físicos, intangibles físicamente, (libros, revistas, discos, videos, etc.), ellos son los únicos que se pueden entregar on line. Se transcriben textualmente los siguientes párrafos que dejan claro los conceptos sobre la oportunidad que presenta al país el comercio por Internet y la importancia que tiene que los emprendedores apliquen un pensamiento creativo, innovador:

"Para crecer, hay que innovar. Internet puede ser una plataforma ideal para ofrecer nuevos productos."

"El nuevo lanzamiento económico mundial se dará a través de Internet. En los próximos cinco años, casi la mitad del PBI mundial circulará en forma de bits. Los bienes "intangibles", categoría que abarca desde diseños industriales hasta bienes culturales con soporte digital, pasando por una amplia gama de productos sin "peso", serán los de mayor crecimiento."

"Hay dos requisitos para abrir las puertas a este nuevo mundo: por el lado del soporte tecnológico, debemos llevar terminales de la Red a todos los ciudadanos, con una extensión mayor aún que la que tuvo el teléfono hace un siglo. Por el lado de la capacitación, la escuela debe flexibilizar sus contenidos avanzando en el concepto del aprendizaje permanente, la creatividad, la innovación y el manejo de las herramientas tecnológicas."

"La política científica y tecnológica debe impulsar la masificación de la Red poniéndola al acceso de todos, con costos accesibles tanto en equipamiento como en cargos de conexión."

"La política educativa y cultural debe enseñar a todos a utilizar la Red; debe existir una ofensiva global para masificar el conocimiento de cómo servirse del soporte virtual, cómo organizar una empresa de intangibles y las formas de obtener de ello ventaja económica. En este camino, con creatividad e innovación, no sería utópico imaginar en cuatro años un agregado de 2.500 millones de dólares extra a nuestras alicaídas cuentas externas y una incorporación a la nueva economía de no menos de cien mil argentinos."

El comercio por Internet abre nuevas posibilidades a los emprendedores

Internet posibilita que fácilmente los emprendedores accedan a información sobre: competidores, materias primas, tecnologías, servicios, financiamiento, etc., y que se puedan relacionar con otros emprendimientos para realizar acciones en conjunto.

El comercio por Internet le abre nuevas posibilidades a muchos emprendedores, a micro emprendimientos y a las PyMEs.

A las personas que no tienen recursos económicos les posibilita, con solo tener una computadora conectada a Internet, comenzar a desarrollar una empresa en su vivienda.

Con la capacitación adecuada esta puede ser la mejor oportunidad de trabajo independiente para muchos desocupados, sin importar su edad, sexo, estudios formales, estado físico, ni ninguna de las limitaciones que muchas veces obstaculizan el lograr un empleo, también constituye una excelente posibilidad para los que teniendo un empleo desean destinar parte de su tiempo libre, o el de integrantes de su familia, a generar una nueva fuente de ingresos económicos.

Internet posibilita a todos desarrollarse más en el mercado nacional y les abre las puertas para ir más allá del mercado del país.

Las posibilidades de hacerlo exitosamente dependerán de la capacitación que se tenga para poder desempeñarse en el ámbito del comercio por Internet.

Cuales deben ser los ejes centrales para la capacitación del comercio por Internet

El emprendedor o empresario de una pequeña empresa que quiera trabajar en el campo del comercio por Internet debe saber navegar por Internet, lo cual se aprende en pocas horas, pero no es indispensable que haga complejos cursos técnicos sobre la tecnología que hace posible el comercio por Internet. Cuando una empresa necesita resolver un problema contable o jurídico, no se le ocurriría al empresario hacer los estudios en la universidad de contador o de abogado, simplemente recurre a los profesionales que necesita. En el comercio por Internet se debe proceder de la misma manera, obtener el asesoramiento o el servicio que necesite pagando o asociando a su emprendimiento al técnico adecuado en el manejo de todos los aspectos técnicos involucrados en el proyecto de comercio por Internet que quiera realizar. Lo que si es importante es que el emprendedor tenga información sobre que beneficios puede obtener de las herramientas que le ofrece Internet (sobre todo las que le permiten hacer marketing por Internet).

El emprendedor, el empresario, el gerente, para todas las necesidades técnicas que tenga en el comercio por Internet, encontrará en el mercado los técnicos que necesite, pero lo que no puede delegar en otras personas es el armado y gerenciamiento comercial "creativo" de su proyecto, este es su rol esencial.

Los que quieran competir con éxito en el comercio por Internet, además de tener los conocimientos necesarios para manejarse en el mundo de los negocios tradicionales, deben encarar su capacitación en especial sobre los siguientes 3 ejes:
  1. En armar planes de negocios específicos para Internet (tienen aspectos distintos al diseño de un plan de negocios tradicional).
  2. En tener información sobre las posibilidades que le ofrecen las herramientas para hacer marketing por Internet.
  3. En mejorar constantemente la capacidad para el pensamiento creativo aplicado a los negocios.
De estos tres aspectos el más importante para tener éxito en el comercio por Internet es el de capacitarse para desarrollar en la mayor medida posible el pensamiento creativo, innovador, aplicado a los negocios. Este factor es mucho más indispensable en el mundo del comercio por Internet que en el comercio tradicional.

El disponer de importantes recursos económicos es tan importante en el comercio tradicional como haber desarrollado el pensamiento creativo aplicado a los negocios. En el comercio por Internet no es así, es mucho más importante la creatividad, si no se cuenta con ella se puede fácilmente fracasar aunque se invierta mucho dinero en un emprendimiento por Internet.

La Promocion Con El Correo Electronico

El E-mail ocupa un lugar muy importante en el comercio por Internet.

Solo en base a el se puede estructurar un emprendimiento de comercio por Internet sin necesidad de poner un sitio.

En el comercio por Internet se envían constantemente E-mail con el objetivo de promover las ventas. Revitaliza como ningún otro medio la creatividad aplicada a escribir cartas comerciales que tengan poder de:

  • impactar,
  • despertar el interés,
  • mantener la atención,
  • persuadir,
  • seducir ( despertar el deseo por el producto ),
  • profundizar la motivación a comprarlo,
  • informar con claridad sobre el procedimiento que debe hacer el interesado para concretar la compra,
  • apurar al comprador a realizar la acción de compra.
Conseguir estos resultados escribiendo pocas líneas en un E-mail no es fácil, generalmente no se hace bien, es conveniente tener conocimientos sobre psicología y aplicar mucha creatividad.

Hay que predecir el efecto que cada palabra y frase va causando en la mente del lector, en su parte emotiva y en la racional, consciente e inconsciente, ir conduciendo al lector dentro de él mismo.

La Promocion A Traves De Su Web

Usted tiene en su web una vidriera, si los visitantes la ven interesante se lo comentarán a otras personas, puede aparecer recomendado su sitio en medios de difusión masivos, etc.. Cuide su vidriera, ello no significa solo que debe ser estética, sobre todo debe ser vendedora.

Lo no dicho en comercio electrónico

Desde tiendas donde no se informa sobre la disponibilidad del producto hasta sitios que tienen en su página central un link a las asociaciones de defensa del consumidor. Como si no mediaran diferencias con el mundo material, la atención al cliente en los comercios virtuales da para todo.

El sitio argentino latincom.com dice tener una disquería de 18 mil CDs, pero a la mitad de la batea le falta el link para acceder a los temas

musicales. Los chilenos de Almacenes Paris dan sólo dos días para reclamar en caso de que la mercadería se haya dañado durante su traslado. Y la brasileña Giovana Baby no se responsabiliza si un cliente pagó un producto del que ya no hay stock.

Un estudio realizado en 1999 por la consultora NPD GRoup, de Estados Unidos, sobre 2.500 usuarios que compraron vía electrónica reveló que el 75 por ciento de los encuestados no se sintió atendido en forma satisfactoria y rápida por las tiendas virtuales en las que consumió.

Pese a la abrumadora cantidad estadounidenses disconformes por los servicios que recibió en materia de e-commerce (comercio electrónico, en español), para los latinoamericanos vale la pena salir a comprar por Internet aquellos productos que no están presentes en sus propios países.

Pero con ciertas precauciones. Dado que todavía es poco frecuente que las asociaciones de defensa del consumidor de América Latina (la única excepción es Brasil. Ver En defensa del consumidor) se ocupen de estos temas. Consecuencia: cada usuario debe defenderse por sí mismo.

La siguiente lista enumera las principales variables a tener en cuenta antes de cargar el changuito virtual:
  • Información on-line disponible del producto
  • Número de orden de compra
  • Disponibilidad de las mercaderías
  • Valor a que asciende el flete
  • Tarifas aduaneras a abonar aparte
  • Plazos de entrega previstos
  • Horarios de entrega
  • Política de garantías y devoluciones
  • Responsabilidad de la tienda si el producto llega en mal estado
  • Garantías de privacidad y no uso para fines comerciales de la información personal brindada durante la compra
  • Dirección electrónica, telefónica y material de la cibertienda
Las tiendas suelen desentenderse por el tiempo que debe esperar un cliente para que su compra virtual se convierta en una entrega material. Y, en general , ante cualquier demora transfieren la responsabilidad al servicio de flete.

"El correo es la excusa perfecta", confirma Carlos Tomassino, presidente de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, quien sostiene que, "en muchas ocasiones, el verdadero problema es que el sitio no tiene bien ajustados los procesos de envío o no cuenta con stock para despachar en el momento. Pero, antes de reconocerlo, prefieren decir que el correo se retrasó".

Las empresas multinacionales de correo privado (UPS, Federal Express, DHL) cuentan con un servicio de "tracking" o seguimiento de la compra, para que el cliente pueda monitorear el trayecto, desde el momento en que se realiza el pedido hasta que llega a destino.

Cuando los sitios incorporan esta opción, basta con que el comprador ingrese su número de orden y password para que el sistema le indique dónde está la mercancía. Las tiendas virtuales más famosas (Computer Factory, Yenny, CdNow, Egghead, Amazon) cuentan con este servicio, pero no es usual encontrarlo en los cibercomercios más pequeños.

Por ese motivo es conveniente verificar si la página donde se está comprando ofrece la opción "estado de las órdenes". Puede ser que no se encuentre en la página principal de la tienda, pero que exista como una subopción dentro de la ventana "Handling and Shipping" (manipulación y embarque del producto, en español).

En caso de que allí tampoco exista esta posibilidad, se puede enviar un email a la oficina de atención al cliente ("contáctanos", en la mayoría de los sitios) para consultar cómo hacen el seguimiento del paquete.

La compra más feliz es siempre aquella en la que el cliente se lleva exactamente el producto deseado, al mejor precio de mercado. En las compras materiales hay que caminar, y en las virtuales, navegar. A no ser que se utilice un software de comparación de precios. Estos programas suelen ser muy livianos, freeware y simples de usar. Cada programa cuenta con cierta cantidad de comercios adheridos, es decir, en los que está autorizado a buscar. Entonces, cuando se desea conocer el precio de determinado producto, basta con un clic en el ícono instalado en la barra correspondiente para tener como resultado un cuadro comparativo de todos los precios encontrados.

En general, las compras electrónicas, cuando la entrega de mercancía trasciende la frontera de un país, tributa impuestos aduaneros. En todos los casos, el cibernauta es considerado "importador" y, como tal, debe cumplir con las leyes y reglamentos del país receptor de los productos adquiridos.

Seguridad En Las Compras

Según los expertos, dos de los principales factores que inhiben la compra on-line son el idioma y el tema de la seguridad en las transacciones con tarjeta de crédito. Los especialistas hablan de "mito pero cualquiera que se haya enfrentado a la situación de ingresar sus número de tarjeta en una página web sabe que el asunto despierta miedos. Según la revista time, los piratas informáticos y el temor al fraude son los obstáculos que inhiben a los norteamericanos a volcarse de lleno al comercio electrónico. Sin embargo, los que ya lo han incorporado a sus rutinas repiten una misma frase: "El peligro es el mismo que cuando el mozo se lleva tu tarjeta en un restaurante". Y los especialistas en sistemas insisten: los mecanismos que intervienen son cada vez más seguros. "Que alguien pueda robar los datos de la tarjeta de crédito en el trayecto, desde que uno pone la tarjeta hasta que el servidor lo toma, es prácticamente imposible -explica Gustavo Buchbinder, director ejecutivo de WebAr Internet Solutions-. Primero, porque el mensaje va cifrado. Si uno lo pudiera leer sólo vería palabras incomprensibles. Luego, esa información no viaja como una palabra o un código comprensible sino que, en el trayecto, se mezcla entre cientos de millones de bites que van a diferentes lugares." Su consejo es evitar el ingreso de datos personales en máquinas utilizadas por muchas personas -como las que hay en un cibercafé-, "porque nunca se puede saber si no hay escondido algún programa que guarde los datos que uno ha tipeado".

Buchbinder también le da crédito a otro temor: "Se puede desconfiar, y con razón, de lo que puedan hacer quienes recibieron nuestro número de tarjeta. Y eso vale tanto para Internet como para una tienda de un shopping en la que pagamos con plástico. La recomendación puede llegar a ser la misma: ponga los números de tarjeta de crédito en lugares que le generen confianza. Grandes marcas y/o grandes empresas, y allí no va a tener problemas."

Acorde con los tiempos, las compañías Mastercard y Visa han desarrollado un protocolo denominado SET que garantiza la confiabilidad de las transacciones electrónicas.

Más artículos sobre Informática

La influencia de internet en la sociedad actual
La historia del computador