Geología

Extraen muestras pétreas de la Falla de San Andrés a 3 kilómetros bajo tierra

(NC&T) Nunca antes los científicos habían tenido disponibilidad de muestras de roca procedentes de una profundidad tan grande en la que es una de las fallas más peligrosas del mundo. Ahora, con este material recientemente obtenido, los científicos esperan poder contestar a las preguntas pendientes de respuesta desde hace mucho tiempo, acerca de la composición y propiedades de la falla.

En conjunto, los geólogos obtuvieron 41 metros de núcleos de roca de 10 centímetros, pesando aproximadamente 1 tonelada. Estos núcleos fueron traídos a la superficie mediante un pozo de investigación abierto al perforar hasta una profundidad de más de 4 kilómetros dentro de la Tierra.

Los científicos, tratando de averiguar cómo las grandes fallas que limitan las vastas placas tectónicas de la Tierra evolucionan y generan seísmos, siempre han tenido que inferir estos procesos mediante métodos indirectos. Hasta hora, sólo podían trabajar con muestras de fallas antiguas expuestas en la superficie terrestre después de millones de años de erosión y elevación, o recurriendo a simulaciones informáticas y a experimentos de laboratorio que sólo pueden dar una idea muy aproximada de lo que podría estar sucediendo en las profundidades donde se generan los terremotos.

"Ahora podemos tomar a la Falla de San Andrés en nuestras manos", comenta Mark Zoback, profesor de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Stanford. "Sabemos de qué está hecha, y podemos estudiar cómo se comporta".

Falla de San Andrés
Primer núcleo de muestras extraído. (Foto: Stanford U.)
Zoback es uno de los tres investigadores principales del proyecto SAFOD, que está estableciendo el primer observatorio sismológico subterráneo del mundo. Sus colegas son William Ellsworth y Steve Hickman, geofísicos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

¿Permitirán estas nuevas muestras a los científicos predecir terremotos? La respuesta concisa es No. Pero la investigación sobre estas muestras podría aportar pistas para determinar si los terremotos son predecibles. Este observatorio permitirá a los científicos comenzar a esclarecer si existen fenómenos precursores en la zona de la falla.


Más artículos
Oxígeno atmósfera terrestre
Oxígeno en la atmósfera
Falla de San Andrés
Mineral común Marte
El continente más veloz
Flujos de agua subterráneos
Un meteorito extinción
Atmósfera respirable en la Tierra
Estudiar terremotos fósiles
Extinción dinosaurios por vulcanismo
Dinámica interna de la Tierra
Récord en Yellowstone
Estructura geológica olas gigantes
Las mareas
Algas en aguas mineras
Deslizamiento acuático de tierra
Pangea
Imágenes satelitales
La muralla africana