Geología

Un descubrimiento aporta nuevos datos sobre las causas de los terremotos

(NC&T) Los científicos han comprobado cómo los fluidos, como el agua, quedan sellados dentro de los planos de falla durante largos períodos de tiempo. Esta presión hace más fácil el movimiento de las placas terrestres, unas hacia otras, con el resultado final de un terremoto.

La dificultad de predecir los terremotos se debe a lo poco que se sabe sobre cómo operan los planos de falla. Durante años, los geólogos han encontrado que incluso las pequeñas tensiones que actúan sobre las placas terrestres pueden causar grandes movimientos sísmicos. Por ejemplo, el terremoto de Loma Prieta en 1989 ocasionó una devastación masiva, aunque la tensión sobre la frontera de las placas era muy pequeña incluso para causar el temblor en primera instancia.

En teoría, se necesitan fuertes tensiones para provocar el deslizamiento a lo largo del plano de una falla, pero si algo como agua o gas a presión se introduce dentro de la falla, puede actuar como una especie de cojín, haciendo más fácil el movimiento entre las placas y más probable un terremoto. Hasta ahora, un argumento contra esta teoría era que al aumentar las presiones del fluido, las rocas se rajarían y los fluidos podrían escapar a través de las hendiduras, reduciendo el "efecto cojín". Sin embargo, en este reciente estudio, se encontró que las fisuras más pequeñas que rodean el plano de la falla cambian las tensiones que actúan sobre la roca, reduciendo la probabilidad de que se formen fisuras significativas que permitirían escapar al fluido.

El equipo de investigación, de la Universidad de Liverpool, midió la densidad de las "microfisuras" en las rocas cercanas a la línea de la falla de Chile y aplicaron cantidades variables de tensión a las rocas para ver cómo respondían. Encontraron que las microfisuras cambiaban la elasticidad de las rocas, lo que significa que las tensiones que podrían producirse normalmente casi en ángulo recto con la línea de falla giraron en cambio a un ángulo de 45 grados.

Causas de los terremotos
Una larga zona de falla en el desierto de Atacama. (Foto: U. Liverpool)
Bajo las tensiones normales, las presiones del fluido incrementarían su magnitud hasta que se quebrara la roca y escapara el fluido, reduciendo el riesgo de un terremoto. Sin embargo, cuando las tensiones se producen con un ángulo de 45 grados, es menos probable que se rompa la roca y entonces incluso las modestas presiones internas del fluido pueden provocar terremotos.


Más artículos
Paisaje de Marte
Migración humana
Evolución animal
Río Amazonas
Química oceánica
Flujo de calor
Río Nilo
Predicción de terremotos
Dióxido de carbono
Erupción volcánica submarina
Corteza terrestre
Densidad atmosférica
Periodo Cámbrico
Topografía subglacial
Causas de los terremotos
Meteorología espacial
Isla de Ítaca
El metano marino
Diamantes espaciales
Erosión del agua