Geología

La cristalización debida a la descompresión prepara el camino para una erupción volcánica

(NC&T) Los investigadores han mostrado que la cristalización rápida del magma a 1 ó 2 kilómetros de profundidad provoca que el magma se caliente unos 100 grados Celsius.

"Aunque este fenómeno de calentamiento ha sido predicho teóricamente, somos los primeros en mostrar que se puede medir", explica Katharine Cashman, geóloga de la Universidad de Oregón. "Estos resultados tienen consecuencias importantes para los modelos de magma ascendente debajo de los volcanes. Aumentar las temperaturas de fusión causa que la viscosidad disminuya y así el material fluya con mayor facilidad, como ocurre con la miel de un frasco cuando es calentada".

Las erupciones volcánicas explosivas son alimentadas por los gases volcánicos del magma almacenado en cámaras y conductos a kilómetros de profundidad. Predecir este tipo de erupciones requiere un conocimiento en tiempo real de la ubicación del magma y de su comportamiento.

Esta investigación está ahora sirviendo para ayudar a medir la dirección de la actividad volcánica actual del Monte Santa Elena, y podría ser aplicada a cualquier volcán activo del cual se tengan disponibles registros petrológicos y de monitoreo.

En su nuevo trabajo, que avanza un paso más en la dirección de una investigación previa que completaron el año pasado, Cashman y Jon Blundy (profesor de ciencias terrestres en la Universidad de Bristol), han logrado reconstruir los cambios en la presión, temperatura y cristalización que ocurren en el magma antes de una erupción. Han mostrado que conforme la presión decrece, la cristalinidad aumenta; cuanto más magma cristaliza, más aumenta la temperatura.

El hallazgo del importante papel que tiene la caída de presión significa que existen más posibilidades para la dinámica de la erupción, según las conclusiones a las que han llegado los investigadores.

Si el magma en ascenso puede calentarse por sí mismo simplemente por cristalizar, ello puede ser un detonador importante de una erupción sin tener que recurrir a una fuente ajena de calor como por ejemplo una inyección de magma más caliente desde regiones a mayor profundidad.

Los nuevos hallazgos también hacen plausible el posible crecimiento de cristales volcánicos en respuesta a la descompresión, mediante un proceso de calentamiento en un tiempo inesperadamente corto (algunos años), período en el cual los volcanes pueden ser mas eficientemente vigilados.


Más artículos
Dinosaurios más calientes
Los terremotos silenciosos
Rocas antiguas
Formación de oro
Suelo oceánico
Formación del suelo oceánico
Las cuevas de Jenolan
Cambio en la gravedad
Creación de Australia
Erosión de los Alpes
Historia de la Tierra
Inclinación de la Tierra
Erupción volcánica
Diamantes más viejos
Prospección de gas y petróleo
Tsunami de La Palma
Carámbanos de hielo
Ruptura de fricción dinámica
Microbios sin oxígeno
Exterminación de los dinosaurios