Geología

Las cordilleras se elevan más rápido de lo esperado


Estos hallazgos implican que los científicos deberán reevaluar los procesos tectónicos que construyeron las altiplanicies, como la del Tibet y la de los Andes centrales.

"Siempre hemos asumido que el plegamiento y fallamiento de la corteza terrestre producía montañas de gran altura. Ahora tenemos información de la antigua elevación de montañas que muestra que algo más es responsable", explica Carmala Garzione, profesora de ciencias medioambientales y de la Tierra en la Universidad de Rochester, y coautora de ambos estudios.

Garzione empleó una nueva aproximación a la paleoaltimetría, la ciencia de medir la altura de las montañas en el pasado distante. Conforme la montaña se eleva, sufre erosión, y eso complica la estimación de cuán alta pudo haber sido en una época dada. Hasta esta investigación, los geólogos estimaban el levantamiento de la superficie examinando fósiles de hojas para determinar a que altitud vivían las plantas, o fechando cuándo ciertos minerales comenzaron a moverse con rapidez a la superficie. Por desgracia, las características de las plantas pueden cambiar de modo radical a lo largo de millones de años, y cambios en el clima pueden alterar el ritmo de erosión, provocando una gran incertidumbre en la ecuación.

Corteza terrestre
Carmala Garzione. (Foto: University of Rochester )
Por el contrario, Garzione se concentró en los productos de la erosión. Conforme las montañas son erosionadas, los sedimentos son arrastrados cuesta abajo por corrientes, y depositados en la base de la cordillera en formación. Durante su formación, la cadena montañosa experimenta condiciones atmosféricas distintas debidas al cambio de altitud. Estos cambios atmosféricos, como los de temperatura y de cantidad y composición de la lluvia, quedan registrados en los minerales que se forman cerca de la superficie a diferentes altitudes en los flancos de la montaña. Garzione escribió su tesis doctoral sobre la posibilidad de obtener la información atmosférica a partir del sedimento antiguo, fechándolo, y obteniendo un registro de la historia del alzamiento de la cordillera.

El trabajo más reciente de la investigadora se ha concentrado en el altiplano boliviano, una cuenca muy grande a gran altitud en la cordillera de los Andes, en Sudamérica. Ahí Garzione tomó muestras de rocas sedimentarias que se acumularon entre doce y cinco millones de años atrás, producto de la erosión de las cordilleras circundantes.

El análisis arroja resultados sorprendentes: hace entre 10 y 7 millones de años, los Andes experimentaron un proceso de crecimiento acelerado, con una tasa increíble de crecimiento: 1 kilómetro por cada millón de años.


Más artículos
Retroalimentación calentamiento Europa
Aprendizaje social en insectos
Origen vida en la Tierra
Estudio clima Antártida
Extinción
Grandes terremotos Himalaya
Definición medición nube
Historia reciente planeta Tierra
Movimiento Polo Norte magnetico
Crecimiento desarrollo dinosaurios
Erosión causada por glaciares
Glaciares América del Norte
Abastecimiento petróleo
Historia montañas Asia
Peligro terremoto Stambul
Flujos agua dulce cambio climático
Cráter impacto Chesapeake Bay
Niveles luz oscuridad en China
Influencia árboles en clima climatologico
Corteza terrestre