Geología

La inclinación del eje terrestre es un marcapasos planetario

(NC&T) Con más de treinta explicaciones propuestas para estos ciclos glaciales, los investigadores de la Institución Oceanográfica de Woods Hole (WHOI) y el Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) examinaron las posibilidades de determinar una explicación más precisa. Unas hipótesis sugerían cambios en la órbita de la Tierra, otras invocaban la variabilidad aleatoria natural del clima. Los investigadores han llegado a la conclusión de que la causa más creíble es que ciertas variaciones en la inclinación del eje de la Tierra sincronizan las glaciaciones, actuando como una especie de marcapasos planetario.

Peter Huybers, del Departamento de Geología y Geofísica de la WHOI, y su colega Carl Wunsch del MIT, desarrollaron un modelo simple para examinar los efectos de los cambios en la inclinación de la Tierra, la que determina los cinturones climáticos alrededor del planeta y las estaciones del año. También se concentraron en eventos de deshielo rápidos conocidos como terminaciones, fácilmente identificadas en los registros del clima por su magnitud y por su carácter abrupto. En primer lugar, estimaron la cronología de los ciclos glaciales usando como indicador de tiempo la cadencia bajo la que se acumula el sedimento en el fondo del océano. La edad estimada se usó entonces para comparar la cronología de los ciclos glaciales con la de los cambios en la órbita de la Tierra, conocida a partir de las leyes del movimiento y de observaciones de la galaxia.

Muchos estudios han sugerido una conexión entre las variaciones orbitales y los ciclos glaciales de aproximadamente 100.000 años que acaecieron durante el Pleistoceno tardío, desde hace un millón de años hasta hace 10.000, pero éste es el primer estudio riguroso que se ha hecho para determinar si los ciclos glaciales son sincronizados por las variaciones orbitales. Los investigadores hallaron que las glaciaciones terminan cerca del momento en que la inclinación de la Tierra, u oblicuidad, es grande. Esto reduce el número de explicaciones posibles para los ciclos glaciales a aquellas que tienen en cuenta el control de los ciclos glaciales por la inclinación del eje terrestre. La oblicuidad, el ángulo entre el plano ecuatorial de la Tierra y el orbital, o la inclinación del eje de la Tierra, varía entre 22,5 y 24 grados durante un ciclo de 41.000 años. A medida que la inclinación aumenta, así lo hace la media anual de radiación que alcanza las latitudes altas, y éstas son las condiciones bajo las que Huybers y Wunsch encuentran que las glaciaciones terminan. La inclinación actual del eje de la Tierra es de 23,5 grados y está decreciendo. De no ser por la acusada influencia humana sobre el clima, la Tierra estaría probablemente avanzando poco a poco hacia una nueva glaciación.

Una pregunta clave es: ¿cómo puede un ciclo de 41.000 años en la inclinación producir uno de 100.000 en las glaciaciones? Huybers y Wunsch sugieren que durante el Pleistoceno tardío la glaciación no acabó cada vez que la inclinación era grande, sino que los glaciares crecieron durante dos ciclos (80.000 años) o tres ciclos (120.000 años) de oblicuidad, antes de retirarse. El promedio de duración de las glaciaciones da entonces los 100.000 años.


Más artículos sobre...
Tsunami Asia
Detector terremotos
Ondas sísmicas
Efectos volcanes
Temperatura Tierra
Extinción pérmico
Geografía genética humana
Cráter Arizona
Paleontología comportamiento depredadores
Minerales extinción dinosaurios
Evolución hielo antártico
Seismos submarinos
Previsión huracanes
Cambios ciclo hidrológico
GEO
Eje terrestre glaciaciones
Manto de la tierra
Atmósfera primigenia vida
Brillo Tierra
Falla activa Nepal