Física

Las leyes físicas, variables


(NC&T) Las cantidades físicas como la velocidad de luz, la constante gravitatoria y la masa del electrón, se considera que son independientes de dónde y cuándo aparezcan en el universo.

Por consiguiente, son conocidas como constantes de la naturaleza. Una desviación importante de sus valores actuales haría que el universo fuese diferente, y ni el hombre ni otros organismos vivientes podrían existir.

Pero imagínese que las constantes fundamentales, y por tanto también las leyes fundamentales, no sean tan constantes, sino que hayan cambiado gradualmente con el tiempo. La inferencia de que éste es el caso, ha circulado por la comunidad científica desde hace algún tiempo, y ahora es apoyada por las nuevas mediciones realizadas en la Universidad de Lund, en Suecia.

Las constantes son tan fundamentales que normalmente es inviable descubrir cualquier posible cambio, ya que las herramientas que usamos para medir estos cambios, también cambian. Por ejemplo, si el tamaño de los átomos aumentara, los átomos en el dispositivo de medición también aumentarían en la misma magnitud y todo parecería normal.

Pero hay constantes adimensionales, es decir, que son independientes de las unidades. Un hallazgo reciente apunta a que una constante adimensional, la proporción entre las masas del electrón y del protón, ha cambiado con el tiempo.

Ahora, mediciones recientes demuestran que otra constante adimensional, llamada la constante de la estructura fina, también está variando con el transcurso del tiempo.

Las mediciones se han realizado en el Observatorio de Lund, en Suecia, por el profesor Sveneric Johansson y Maria Aldenius, en colaboración con el Dr. Michael Murphy, de la Universidad de Cambridge.

La constante de la estructura fina es una combinación de la velocidad de la luz, la carga del electrón, la constante de Planck y la permitividad del vacío.

Los cambios, tanto de la proporción entre la masa del protón y la del electrón, como de la constante de la estructura fina, son extraordinariamente pequeños. La constante de la estructura fina ha cambiado en algunas partes por millón durante seis mil millones de años. No hay ninguna razón para preocuparse, a menos que usted sea físico o astrónomo y no quiera cambiar el modelo del universo que tenemos actualmente.

De hecho, Sveneric Johansson piensa que los resultados son más provechosos que molestos: "Nuestra visión del universo es incompleta en muchos aspectos. El contenido del 90 por ciento de la materia del universo es desconocido; es la llamada "materia oscura". Y hay opiniones contradictorias sobre lo que pasó justo después del Big Bang. Por consiguiente, debemos dar la bienvenida a todo nuevo conocimiento, aún cuando no encaje con nuestra concepción actual del mundo".


Más artículos
Nanogotas líquidas
Máquina Z Sandia
efectos turbulencia fluidodinámica
Electrones limbo
Estados nucleares extremos
Leyes físicas variables
Fotografías átomos
GEO600
Dispositivos fotónicos de silicio
Energía punto cero
Estructura protón
Luz de banda ancha
Retícula Cromodinámica Cuántica
Exploración de la superfluidez
Manipulación de haces de luz
Superconductividad exótica
Constante de estructura fina
Espín de las partículas
Mapa de vórtice magnético
Teleportación cuántica