Física

¿La teoría de Einstein, mejorada?


La nueva ley de la gravedad, desarrollada por el Dr. Hong Sheng Zhao de la Universidad de St Andrews y el Dr. Benoit Famaey de la Universidad Libre de Bruselas (ULB), trata de demostrar si la teoría de Einstein era de hecho correcta y si el misterio astronómico de la "Materia Oscura" realmente existe. La fórmula elaborada por ambos sugiere que la intensidad de la gravedad disminuye más lentamente con la distancia que en la teoría de Einstein, donde lo hace con el inverso del cuadrado de la distancia entre los cuerpos, cambiando además sutilmente de sistemas solares a galaxias y de éstas al universo como un todo.

Las teorías físicas de la gravedad fueron primero desarrolladas por Isaac Newton en 1687, y perfeccionadas por la teoría general de la relatividad de Albert Einstein en 1905 y años posteriores para tomar en cuenta la curvatura de la luz. Aunque es la fuerza más tempranamente conocida por el hombre, la gravedad sigue siendo un misterio con aspectos y conclusiones todavía sin confirmar por observaciones astronómicas en el espacio.

El "problema" con las leyes doradas de Newton y Einstein es que aunque funcionan muy bien en la Tierra, no explican el movimiento de las estrellas en las galaxias y la curvatura de la luz con la precisión suficiente. En las galaxias, las estrellas giran rápidamente alrededor de un punto central, sostenidas en órbita por la atracción gravitatoria del resto de la materia galáctica. Sin embargo, los astrónomos encontraron que éstas se movían demasiado deprisa para ser sostenidas por su gravedad mutua; el que la gravedad no fuese suficiente para retener a las estrellas unidas en forma de galaxias debería conducir a que las estrellas ¡salieran disparadas en todas las direcciones!

Nueva teoría gravitacional
¡Esto no es la manzana de Newton!. (Foto: STScI/Brussels Museum of Fine Arts )
La solución a esto, propuesta por Fritz Zwicky en 1933, era que existe materia invisible en las galaxias, creando la suficiente gravedad para mantener juntas a las estrellas en ellas. Como esta materia no emite luz, los astrónomos la llaman "Materia Oscura". Se cree que constituye hasta el 90 por ciento de la materia en el Universo. Sin embargo, no todos los científicos aceptan la teoría de la Materia Oscura. Una solución alternativa al problema fue propuesta por Moti Milgrom en 1983 y respaldada por Jacob Bekenstein en 2004. En lugar de la existencia de materia invisible, Milgrom propuso que la comprensión de la gravedad por los astrónomos era incorrecta. Se propuso que un aumento en la gravedad causada por la materia ordinaria, que hace que dicha fuerza disminuya más lentamente con la distancia, es la causa de esta aceleración.

En la teoría de Milgrom han trabajado varios astrónomos desde entonces, y los Dres. Zhao y Famaey han propuesto una nueva formulación de su trabajo que supera muchos de los problemas que han afrontado las versiones previas.

Han creado una fórmula que permite que la intensidad de la gravedad cambie continuamente a lo largo de varias escalas de distancia, y, lo más importante, que se ajusta a los datos y observaciones existentes sobre las galaxias.


Más artículos
Estudio antimateria
Investigaciones sobre relámpagos
Paleontología y huracanes
Luminiscencia de nanotubos
Moléculas agua proteínas anidadas
Medición distancias exactitud picométrica
Interruptor molecular
Contaminación por mercurio
Teoría relatividad Einstein
Burbujas blindadas no esféricas
Estados física cuántica
Aurora boreal en Rayos X Chandra
Fisica movimiento flujo
Captura átomos trampas láser
Luz coherente láser
Nueva teoría gravitacional
Detector neutrinos
Conductividad nanométrica silicio
Teleclonación cuántica
Propiedades físicas carbono