Física

Paleontología y huracanes


Y la respuesta podría ser crítica no sólo en cuanto al pronóstico del tiempo, sino también en la preparación para los desastres por venir y para la guía de la política ambiental en el futuro. Dado que la ciencia del clima no puede todavía predecir con precisión el futuro, la mejor manera de que podamos encontrar estas respuestas es escudriñar la historia (o la "prehistoria"). Pero, ¿cuánta historia tenemos a nuestra disposición para hurgar en ella?

Disponemos de 400 años de registros históricos, y cerca de un siglo de archivos meteorológicos reales. Pero lo que necesitamos es un registro mucho más extenso, quizá alrededor de 5.000 años de datos.

Hay un rasgo geológico que registra la acción de grandes tormentas a lo largo de las costas. Se trata de los sedimentos que dejan las olas masivas que barren la tierra como un tsunami. El truco, por supuesto, es encontrar lugares donde las capas de sedimentación costera causadas por las olas estén preservadas adecuadamente, y luego identificar detalles distintivos en las capas formadas a consecuencia de los huracanes.

Para "leer" las capas de sedimentos pantanosos y distinguir a las de cada tipo, Scott Hippensteel, de la Universidad de Carolina del Norte, utiliza depósitos de foraminíferos, un recurso paleontológico que han usado extensamente en el pasado los geólogos involucrados en la exploración petrolera.

Los foraminíferos son organismos unicelulares que producen conchas fácilmente identificables, las cuales, en inmensas cantidades, están preservadas en sedimentos oceánicos litorales. Estos organismos son muy diversos y las poblaciones de sus especies resultan altamente específicas del tiempo y lugar en los que vivieron, dejando un marcador claro en sedimentos no perturbados del período cronológico y sitio de deposición.

Hippensteel razonó que podría usar la información marcadora geológica ofrecida por los depósitos de foraminíferos y aplicarla a una característica única de los huracanes potentes: su capacidad de dragar los depósitos oceánicos apartados de la costa.

Los resultados parecen mostrar que hemos estado en un período de calma relativa de mil años de duración. Los huracanes podrían haber sido mucho más frecuentes hace más de mil años, pero no hay aún una certeza total acerca de esto, y se necesitan más datos.



Hay un comentario
Alejandra – Concepcion
16/09/09 - 00:55
Tema:

excelente aplicacion !!

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Estudio antimateria
Investigaciones sobre relámpagos
Paleontología y huracanes
Luminiscencia de nanotubos
Moléculas agua proteínas anidadas
Medición distancias exactitud picométrica
Interruptor molecular
Contaminación por mercurio
Teoría relatividad Einstein
Burbujas blindadas no esféricas
Estados física cuántica
Aurora boreal en Rayos X Chandra
Fisica movimiento flujo
Captura átomos trampas láser
Luz coherente láser
Nueva teoría gravitacional
Detector neutrinos
Conductividad nanométrica silicio
Teleclonación cuántica
Propiedades físicas carbono