Ecología

El efecto del calentamiento global sobre el fenomeno de El Niño

(NC&T) Al fenómeno meteorológico de El Niño, literalmente "el Niño Jesús", se le dio este nombre porque por regla general se manifiesta en fechas navideñas a lo largo de las costas peruanas. Esta expresión de la variabilidad climática, también llamada Oscilación del Sur El Niño (ENSO, por sus siglas en inglés), es el resultado de una serie de interacciones entre la atmósfera y las aguas oceánicas tropicales.

El fenómeno induce sequías en áreas que normalmente reciben abundantes lluvias, y, a la inversa, fuertes lluvias e inundaciones en zonas normalmente áridas o incluso desérticas. En términos científicos, este fenómeno es una variación "cuasi-cíclica" porque su periodicidad, que varía de 2 a 7 años, no muestra un patrón regular de tiempo.

La investigación efectuada durante los últimos 25 años por oceanógrafos, climatólogos y meteorólogos, ha mejorado mucho el conocimiento de los mecanismos que generan los episodios de El Niño. Sin embargo, la posible influencia de otros sistemas de variabilidad climática en el régimen del ENSO es más difícil de comprender. Sobre todo, se desconoce si la intensidad y la frecuencia del evento son susceptibles de modificación en una situación de calentamiento global.

La hipótesis que presentan los autores del nuevo estudio sugiere que, en una situación de calentamiento climático, como el que siguió al fin de la Pequeña Edad de Hielo, el gran contraste de temperatura entre los continentes y los océanos sería responsable de esta acentuación del régimen de los vientos alisios.

Teniendo en cuenta que un desierto como el de Atacama, en una zona costera, se calentaría con rapidez durante este período, la temperatura de la superficie del mar habría subido mucho más despacio. A largo plazo, la persistencia de una diferencia sustancial de las temperaturas entre el océano y el continente habría producido una intensificación de los vientos predominantes. Entonces, empujando el agua de la superficie hacia el oeste, estos vientos habrían inducido un enfriamiento de las aguas costeras, cambiando la tendencia al calentamiento de las aguas que normalmente es promovido por el régimen de El Niño.

Entre el fin de la Pequeña Edad de Hielo y el principio del calentamiento global atribuible a las actividades humanas, el régimen del ENSO fue modificado. Los estudios históricos de la climatología basados en descripciones de cronistas sobre las inundaciones causadas por los eventos de El Niño también muestran un cambio abrupto alrededor de 1820, en el sistema del ENSO, a lo largo del litoral de Sudamérica en el Pacífico.

En otros términos, desde principios del siglo XIX, época que corresponde a la fase final de la Pequeña Edad de Hielo, el rasgo característico de los eventos de El Niño fue una tendencia a lluvias anormales, tanto en el centro de Chile durante el invierno del hemisferio sur, como en la costa norte de Perú durante el verano siguiente.

Estos resultados, en su conjunto, enfatizan la complejidad de las interacciones entre los cambios del clima a escala global, y el comportamiento diverso del sistema ENSO y los cambios regionales del clima.

Todavía debe determinarse si la intensidad extrema de los dos eventos desencadenados a finales del siglo XX, en 1982-1983, y luego en 1997-1998, está efectivamente correlacionada con la reciente intensificación del calentamiento global. Si éste resultara ser el caso, el fenómeno de El Niño podría volverse más intenso y destructivo, no sólo para las costas sudamericanas, sino también para otras regiones del mundo.




Más artículos
Esperanza para el lince ibérico
Erosión suelo agrícola
Utilidad esqueletos marinos
Reducción del agua potable
Inminente extinción en masa
Comprender el cambio climático
Productividad vegetal de la Tierra
Red de robots marítimos
Variaciones regionales de calentamiento
Color amarronado de masas de agua
La sequía de 2002
Expasión bosques Unión Europea
Biodiésel reduce efecto invernadero
Nanoparticulas en el agua potable
acidez de los océanos corales
Cambio climático en Marte
El cambio climático alimentación humana
Huracanes atlánticos
Núcleos de hielo tibetanos
Fenomeno de El Niño