Ecología

Se corrobora que la pesca pone en doble riesgo a especies


(NC&T) Los resultados se basan en datos obtenidos en el CalCOFI, un programa dedicado a investigaciones sobre recursos pesqueros, a través del que numerosos científicos han investigado las condiciones ecológicas de la Corriente de California durante más de medio siglo.

La investigación fue dirigida por científicos del Instituto Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en San Diego, el Centro de Ciencia Pesquera del Sudoeste (dependiente del Servicio Estadounidense de Pesca Marina), el Imperial College en Londres, y la Universidad de Oxford.

Durante décadas, se han sucedido debates teóricos sobre cuánto impacto tienen las actividades de pesca comercial sobre las poblaciones de peces por ellas explotadas. Estudios recientes han mostrado que las poblaciones de muchos peces comercialmente importantes han disminuido durante las últimas décadas.

"Hemos comprobado que la variabilidad de las poblaciones objeto de pesca es mucho más alta, significando ello que dicha actividad tiende a amplificar las crestas y los valles en las cifras de la población", explica George Sugihara, un coautor del estudio y oceanógrafo del Scripps. "La pesca no sólo puede conducir a menguar las reservas de peces, sino también a causar que las poblaciones fluctúen más a través del tiempo, lo que podría ponerlas en un riesgo de colapso mayor que el previamente asumido".

Explotación pesquera
Un instrumento CTD, listo para ser desplegado para estudios del entorno marino. (Foto: Scripps Institution of Oceanography)
Los datos del CalCOFI resultaron muy útiles para los autores del estudio porque recogen información sobre las abundancias larvales de las especies comercialmente explotadas y de las que no lo son. La abundancia larval es un indicador de la abundancia del adulto.

Los científicos creen que la razón por la que las poblaciones explotadas se vuelven más variables es porque la pesca escoge a los individuos más grandes y de mayor edad. Con una actividad pesquera prolongada, se manifiesta una clara tendencia a la disminución en el tamaño y edad de los individuos en la población, dejando como resultado un amplio sector poblacional integrado por individuos muy jóvenes que son menos capaces de lidiar con problemas medioambientales que los sujetos maduros.

Esto sugiere que la industria pesquera necesita ser gestionada no sólo para mantener un nivel determinado de volumen de pesca o de nivel total de biomasa, sino también para conservar una cierta estructura de edades en las reservas de peces.

Los investigadores creen además que las fluctuaciones identificadas preceden a los declives sistemáticos en las poblaciones; éstas pueden verse por tanto como una especie de señal de alerta temprana, previa al colapso.
Selva amazónica

Más artículos
Explotación pesquera
Cambio climático
Tormentas eléctricas
Enfriamiento global
Clima para los insectos
Competencia por el alimento
Especies oceánicas
Criaturas oceánicas
Enfriamiento del clima
Animales acuáticos
Arrecifes de coral
Vapor de agua
Estación de huracanes
Océano antártico y calentamiento global
Hielo en el Ártico
Calentamiento global
Guerra nuclear
Medio ambiente
Temperaturas oceánicas
Bosques del mundo