Ecología

Proyecto para rastrear el ciclo de vida del agua


En un esfuerzo para algún día comprender completamente el ciclo de vida del agua, y así poder predecir sequías, inundaciones y la evolución de reservas de agua, un equipo de geólogos, biólogos y químicos de la Universidad de California en Berkeley se está embarcando en un ambicioso proyecto para rastrear el destino del agua a través de la atmósfera, los árboles, la tierra, los arroyos y los mares, y de nuevo hacia los cielos en su evaporación.

Como un ejemplo de la complejidad del ciclo del agua, se puede mencionar que sólo entre un 30 y un 50 por ciento de la lluvia que cae en el Amazonas proviene directamente del océano. El resto viene de lluvia que cayó anteriormente y que se ha reciclado a través de los árboles, tierra y arroyos, regresando a la atmósfera.

Otro ejemplo es que el flujo de los arroyos en Sierra Nevada (Estados Unidos) fluctúa con un período de 24 horas, reflejando el agua absorbida por las plantas durante el día, incluso al final del invierno.

A través de un nuevo centro de supervisión del agua en el Instituto del Medio Ambiente de Berkeley, los investigadores aprovecharán dos cuencas de agua especialmente acondicionadas para instalar dispositivos de rastreo del agua que enviarán a los investigadores datos en tiempo real sobre la lluvia, humedad del aire, contenido de agua del suelo, y flujo de arroyos, a través de una red inalámbrica y un enlace de satélite.

Ciclo del agua
Ciclo del agua (FotO: NASA)
Parte de esta información, combinada con datos sobre la temperatura, presión y humedad, vendrá de sensores inalámbricos, originalmente desarrollados en la Academia de Ingeniería de la Universidad de Berkeley, que se colocarán en las copas de los árboles, incrustados en el terreno, o esparcidos por miles dentro de las cuencas hídricas.

Una meta del proyecto es entender cuánto tiempo reside el agua en suelos poco profundos, en comparación a otros medios, lo cual es importante para comprender la propagación de la polución y la eficacia de la biocorrección. El equipo también espera descubrir la distribución del vapor de agua en los 800 metros más bajos de la atmósfera, y la distribución de humedad del suelo, que puede ayudar en la comprensión de las tasas de evaporación y, finalmente, de la formación de nubes.


Más artículos
Volcanes calentamiento oceánico
Magnitud calentamiento global
Reflectancia tierra
Deshielo de Groenlandia
temperatura global media 2005
Historia Calentamiento Global
Ciclo del agua
Calentamiento global y malaria
Madera fósil
Arañas atrapadas ámbar
calentamiento global hielo antártico
Monitorización Océanos Glider MERSEA
Calentamiento deshielo Kilimanjaro
Corriente oceánica Antártida
Células cancerosas ondas circulares
Hipótesis mundo verde
Calor temperatura huracanes
Contaminación grandes ciudades
Limpieza contaminación por uranio
Nitrógeno ecosistema vegetal