Faunas terrestres de Gondwana: la historia de los animales más australes

Descubren fósiles de animales terrestres de 270 millones de años que permiten reconstruir la historia de la colonización de los continentes del Hemisferio Sur

CONICET/DICYT La hipótesis que clásicamente manejaron los paleontólogos de vertebrados sobre el origen de las faunas terrestres de Gondwana (actuales continentes del Hemisferio Sur) era que los primeros tetrápodos – grupo al que pertenecen anfibios y reptiles – se originaron y diversificaron en las zonas ecuatoriales de Pangea hace unos 300 millones de años. A partir de ese momento se distribuyeron en los continentes del Hemisferio Norte y más tarde invadieron los continentes del Hemisferio Sur. La entrada de estos animales a los continentes australes de Pangea se demoró por la persistencia de las glaciaciones en este hemisferio que hacían que el ambiente no fuera tan favorable para su desarrollo.

Animales en Gondwana

Hasta el momento, casi toda la información disponible del origen de los animales terrestres en el Carbonífero -hace 300 millones de años- y el Pérmico temprano -hace 270 millones de años- proviene de una serie de localidades y afloramientos ubicados en la zona ecuatorial de Pangea, en los actuales territorios de América del Norte y el oeste de Europa.

Un estudio reciente publicado por la revista Nature Communications reporta el descubrimiento de fósiles de animales terrestres pertenecientes al Pérmico temprano en el actual territorio de Brasil. Este trabajo aporta información inédita acerca de la temprana diversificación y dispersión de los tetrápodos (grupo que incluye a todos los animales vertebrados terrestres) en Gondwana. El hallazgo de esta nueva fauna ayuda a llenar un vacío geográfico y temporal muy importante en la historia de la vida en el Hemisferio Sur.

“Desde el 2011 estamos trabajando en Brasil, específicamente en la cuenca de Parnaiba, que ocupa actualmente parte de los estados de Piauí y Maranhão en el nordeste de ese país. En los años ‘40 geólogos locales habían encontrado restos muy fragmentarios de anfibios y peces en rocas del Pérmico temprano en la región. Dada la importancia de estas rocas por su edad y que ya teníamos indicios que contenían fósiles de vertebrados, el paleontólogo local, Juan Carlos Cisneros, propuso hacer un proyecto interdisciplinario para su estudio y me invitó a mí que soy especialista en tetrápodos basales a participar. Prospectamos los afloramientos de la región que, a pesar de estar restringidos en medio de áreas muy cubiertas de vegetación, fueron muy ricos. Este hallazgo es muy importante porque son las primeras evidencias que tenemos sobre los primeros pobladores de Gondwana y cuáles eran sus similitudes y diferencias con los animales que vivían en las áreas más ecuatoriales de Pangea”, explica Claudia Marsicano, investigadora Principal del CONICET en el Instituto de Estudios Andinos “Don Pablo Groeber” (IDEAN, CONICET-UBA), profesora del Departamento de Ciencias Geológicas de la UBA y una de las autoras del trabajo.

Marsicano agrega que la mayoría de sus descubrimientos son recolectados en canteras de piedra, algunas abandonadas y otras que están actualmente en uso en medio de la selva en los alrededores de la ciudad de Teresina, capital del estado brasileño de Piauí. Las rocas de color rojizo oscuro y se cortan para realizar los adoquines de las calles. Los trabajadores de las canteras descartan las que no son parejas en color y estas son las que en general tienen restos de fósiles que los investigadores buscan.

Los tetrápodos son animales vertebrados que incluyen actualmente a los anfibios, los reptiles, los mamíferos y las aves. En las rocas del Pérmico temprano de Brasil los investigadores encontraron varios ejemplares de nuevas especies de anfibios acuáticos: Timonya anneae y Procuhy nazarienis. Estos animales pertenecen al grupo de los temnospóndilos, anfibios basales completamente extinguidos y comúnes en el período Carbonífero y Pérmico temprano en el Hemisferio Norte. Junto con los nuevos anfibios también encontraron restos de dos cráneos de un reptil basal, Captorhinus aguti, totalmente inédito en Gondwana.

“Los anfibios que encontramos pertenecen a taxones nuevos mientras que el reptil basal se conocía la misma especie para el Pérmico temprano de Texas, EE.UU. Es decir que esta nueva fauna que hemos descubierto en Brasil, a pesar que estaba mucho más al sur, en las zonas tropicales de Gondwana, tiene algunos componentes comunes con las ecuatoriales del Hemisferio Norte y otros totalmente nuevos. A partir de este nuevo hallazgo, podemos trabajar sobre una nueva hipótesis acerca del origen y dispersión de las faunas de tetrápodos en Gondwana: que a partir de su origen, en las zonas ecuatoriales de Pangea, se dispersaron en los continentes del norte y hacia el sur en Gondwana casi simultáneamente”, asegura la investigadora.

Marsicano forma parte de distintos proyectos que tienen como objetivo la búsqueda y prospección de vertebrados en localidades poco exploradas del sur de Gondwana que puedan potencialmente aportar información sobre la historia de los primeros colonizadores del supercontinente. En este marco, hace un año lidera un proyecto financiado por National Geographic Committee for Research and Exploration en el Pérmico temprano del noroeste de Namibia. “Allí también estamos encontrando mucha información, tanto de anfibios como peces, potencialmente muy relevante ya que estaríamos en un área más al sur que la nueva fauna de Brasil. Pero todavía estamos en una etapa de estudios preliminares”, dice.


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *