Una erupción volcánica frenó la expansión del hombre moderno en Europa

Una simulación reconstruye con detalle la súper erupción volcánica que ralentizó la expansión del Hombre Moderno en Europa. Por primera vez, el fenómeno ha sido reconstruido en sus dos fases, durante las que depositó un volumen total de ceniza equivalente a 8 veces el volumen de Everest entre el sur de Italia y las planicies siberianas.

(Barcelona, 17 de febrero de 2016). – Un nuevo estudio sobre la súper erupción de la Ignimbrita Campana reconstruye con detalle este fenómeno natural que ralentizó la expansión del Hombre Moderno en Europa. Por primera vez, la súper erupción -ocurrida hace unos 39.000 años cerca de la actual ciudad de Nápoles- ha sido reconstruida en sus dos fases, durante las que llegó a depositar un volumen total de ceniza equivalente a aproximadamente 8 veces el volumen del Everest entre el sur de Italia y las planicies siberianas. El estudio se publica hoy en la revista Nature Scientific Reports.

erupción Ingnimbrita CampanaInvestigadores del Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) y del Istituto Nazionale de Geofísica e Vulcanología (INGV) de Italia han reconstruido el fenómeno mediante centenares de simulaciones ejecutadas en el superordenador MareNostrum. Con ellas se ha podido determinar que en la primera fase (Pliniana), la súper-erupción generó una columna de 44 kilómetros de altura y dispersó 54 km3 de depósitos de caída en las áreas más próximas (el actual sur de Italia). Durante la segunda fase (co-ignimbrítica), se dispersaron 154 km3 de materiales más finos. La suma de los depósitos acumulados durante las dos fases equivale aproximadamente a ocho veces la parte visible del Everest o cien mil veces el estadio Futbol Club Barcelona.

En total, la súper erupción de la Ignimbrita Campana cubrió con ceniza un área de más de tres millones de km2 desde el Mediterráneo hasta la actual Siberia. Las mayores acumulaciones de ceniza tuvieron lugar en las actuales Macedonia, Bulgaria y Rumanía, mientras que en regiones del Mediterráneo Oriental se acumularon capas de hasta diez centímetros. El desplazamiento y depósito de las cenizas y la metodología utilizada para realizar el estudio se pueden consultar en la siguiente página web: http://www.bsc.es/viz/ campanian_ignimbrite/

Otro impacto de la súper erupción de la Ignimbrita Campana fue que la emisión de cenizas y aerosoles en la estratosfera provocó un invierno volcánico. Diferentes estudios revelan que este fenómeno redujo en dos grados la temperatura global el siguiente año y en hasta cinco grados en Europa Occidental.

Más allá del impacto en el medio natural, la erupción del Ignimbrita Campana es un fenómeno al que se atribuye un importante impacto en la evolución de la especie humana en Europa, ya que tuvo lugar cuando el Hombre Moderno había comenzado a expandirse por el continente desde Oriente Medio desplazando a los Neandertales. La súper erupción, junto a los eventos del último período glacial, redujo notablemente el territorio europeo habitable y habría contribuido a ralentizar la transición del Paleolítico Medio al Paleolítico Superior, frenando la entrada del Hombre Moderno y reduciendo la población que ya se había asentado en la zona que devastaron sus cenizas. Esta misma zona, en cambio, años después se convertiría en un territorio notablemente fértil y atractivo para los nuevos pobladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *