Giotto se aproxima al Cometa Halley

La noche del 13 al 14 de marzo de 1986, la nave Giotto de la ESA voló a 596 km del Cometa Halley y reveló por primera vez el aspecto del núcleo de un cometa a corta distancia.

Este montaje muestra seis imágenes del vuelo de reconocimiento histórico, la primera de las cuales (parte superior izquierda) fue tomada tres horas antes de la aproximación más cercana, a una distancia 766 371 km, y la última (parte inferior derecha) solo 27 segundos después de la aproximación más cercana, a 1917 km del núcleo. A medida que se acercaba Giotto, las imágenes mostraban un objeto tremendamente oscuro con forma de patata de 15 x 7,2 x 7,2 km.

Giotto_approaching_Comet_Halley

El cometa también se conoce como 1P/Halley, donde “1P” indica que se trata del primer cometa identificado como periódico. Edmund Halley fue quien reconoció que los cometas observados en 1531, 1607 y 1682 tenían propiedades orbitales similares y sugirió que podría tratarse del mismo objeto, que volvía a nuestros cielos con regularidad.

En 1705, predijo que el cometa, que se desplazaba en un elipse alargada en un periodo de alrededor de 76 años, podría verse de nuevo en 1758. Lamentablemente, Halley falleció antes de que esto ocurriera, pero otros astrónomos observaron el regreso en 1758 y 1759, lo que confirmó su predicción y, a su vez, la posibilidad de que el cometa fuera realmente periódico.

Las apariciones posteriores del cometa Halley, en 1835 y 1910, se esperaron con impaciencia y ofrecieron más información sobre la naturaleza de los comentas gracias a la aparición de instrumentación astronómica más potente. Tras el surgimiento de la era espacial en la segunda mitad del siglo XX, el regreso del cometa en 1986 fue acogido con una flota de naves espaciales.

La armada Halley incluía a Giotto además de dos sondas de la Unión Soviética, Vega-1 y Vega-2, y dos de Japón, Sakigake y Suisei. La nave International Cometary Explorer de la NASA, que se había convertido en la primera misión espacial de aproximación a un cometa por pasar a aproximadamente 7800 km del cometa 21P/Giacobini–Zinner en 1985, también observó Halley en 1986.

Giotto, que recibe su nombre del pintor italiano que representó a la estrella de Belén como si fuera un planeta en 1303, capturó las imágenes más próximas a un cometa que se han tomado jamás. Después de que Vega-1 y Vega-2 se aproximaran hasta los 8900 km y 8000 km respectivamente, a principios de marzo de 1986, la ESA utilizó sus datos para guiar a Giotto todavía más cerca.

A medida que analizaban los datos e imágenes exclusivas de Giotto, los científicos también tenían el pensamiento puesto en el futuro y sentaron las bases de proyectos futuros que evolucionaría en la actual misión Rosetta de la ESA. Rosetta se lanzó en 2004 y alcanzó el cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko en 2014, orbitando alrededor de él y desplegando el módulo de aterrizaje Philae.

Rosetta escoltó al cometa durante su paso por el perihelio (el punto de la órbita más cercano al Sol) en agosto de 2015 y continuará con sus estudios a corta distancia hasta finales de septiembre de 2016, cuando se procederá a guiar su impacto controlado sobre la superficie.

Esta semana, los científicos celebran el 30º aniversario del encuentro cercano de Giotto con el cometa Halley, así como las continuas investigaciones de Rosetta, en el 50º Simposio ESLAB “From Giotto to Rosetta” (“De Giotto a Rosetta”) en Leiden, Países Bajos.


Fuente: ESA
Website: esa.int


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *