ExoMars inicia su viaje para resolver los misterios del planeta rojo

 

La primera de las dos misiones conjuntas ESA-Roscosmos a Marte inició su viaje de 7 meses hacia el planeta rojo, donde estudiará los misterios de la atmósfera del planeta que podrían indicar la actividad geológica o incluso biológica a día de hoy.

El orbitador de Gases Traza,  Trace Gas Orbiter (TGO), y el módulo Schiaparelli que demostrará tecnologías de entrada, descenso y aterrizaje en la superficie marciana (EDM), despegaron a bordo de un lanzador Protón-M operado por la agencia Espacial Rusa Roscosmos, el lanzamiento ha tenido lugar a las 09:31 GMT (10:31 CET) esta mañana desde Baikonur, en Kazakhstan.

Tras la separación de la primera y segunda etapa del lanzador Protón, se realizó la liberación de la carga útil.  La tercera etapa se separó 10 minutos después del lanzamiento.

La etapa superior Breeze-M, con ExoMars completó una serie de 4 encendidos antes de que el satélite fuera liberado a las 20:13 GMT (21:13 CET).

La señal del satélite se ha recibido al Centro de Control de la ESA, ESOC, en Darmstadt, Alemania, a través de la antena situada en Maldini, África a las 21:29 GMT (22:29 CET), confirmando el éxito del lanzamiento y el correcto estado de la misión.

Los paneles solares del satélite han sido desplegados y se encuentra en su camino a Marte.

“Ha sido un largo viaje hasta poder lanzar la misión ExoMars, pero gracias al gran trabajo y dedicación de nuestros equipos internacionales se ha podido comenzar una nueva era en la exploración de Marte”, dice el Director General de la ESA Johann-Dietrich Woerner.

“Agradecemos a nuestros socios Rusos, que han hecho todo lo posible para que la misión comience hoy.  Ahora exploraremos Marte juntos”.

El Director General de la Corporación Estatal Espacial de Roscosmos, Igor Komarov añade: “Sólo en los procesos de colaboración se realizan las mejores soluciones técnicas para conseguir los mejores resultados en investigación.  Roscosmos y ESA están seguros del éxito de la misión”.

“No buscamos solo los datos de primera clase que esta misión nos puede ofrecer, es también los cimientos para la segunda misión de ExoMars, donde desarrollaremos nuestra experiencia desde las observaciones en órbita a la exploración de suelo y subsuelo de Marte” añade Álvaro Giménez, Director de Ciencia de la ESA.

El orbitador de gases traza (TGO) y Schiaparelli viajarán juntos a Marte antes de separarse el 16 de octubre a una distancia de 900.000 km del planeta.

El 19 de octubre, Schiaparelli tardará 6 minutos en adentrarse en la atmósfera marciana y llegar a su superficie.

Schiaparelli demostrará tecnologías para la entrada, descenso y aterrizaje para futuras misiones y realizará un gran número de estudios medioambientales durante su corta misión en la superficie de Marte.

Obtendrá, por ejemplo, los primeras mediciones del campo electromagnético en la superficie de Marte, combinado con la concentración de polvo atmosférico, que proporcionarán nuevos datos sobre el papel de las fuerzas del polvo en suspensión que pueden desencadenar tormentas de polvo.

Mientras tanto, el mismo día, TGO, entrará en una órbita elíptica de 4 días de duración, alrededor de Marte, partiendo de 300 km cómo punto más cercano al planeta, hasta 96.000 km en su punto más lejano.

Tras un año de complicadas maniobras de aerofrenado, durante las cuales el satélite utilizará la atmosfera del planeta para reducir lentamente su órbita circular a 400 km, y así comenzar con su misión científica para analizar gases en la atmósfera.

De particular interés es el metano, el cuál en la Tierra, es razón de procesos biológicos o geológicos.

Una de los principales objetivos de la misión es hacer seguimiento de la detección de metano que realizó la misión de la ESA Mars Express en 2004, para comprender los procesos de generación y destrucción, con una precisión de tres órdenes de magnitud sobre las mediciones previas.

TGO también tomará imágenes de la superficie y así detectar accidentes geográficos que pueden estar relacionadas en las emisiones de gases, cómo los volcanes.  Además será capaz de detectar depósitos de agua subterránea identificadas también cómo fuentes de gases traza, todo ello puede ayudar en la elección de posibles zonas de aterrizaje en futuras misiones.

El satélite también será de vital importancia en la segunda misión de ExoMars, ya que recibirá los datos del rover y la plataforma científica de la superficie.  El lanzamiento de esta segunda misión está previsto para mayo de 2018 y llegaría a Marte a principios de 2019.


Fuente: ESA
Website: esa.int


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *