Fobos, muy de cerca

Fobos, la luna más grande de Marte, recibe de nuevo la visita de Mars Express, la sonda de la ESA que lleva más de una década orbitando el planeta rojo. El recorrido del Mars Express alrededor de Marte permite, de vez en cuando, echar vistazos más cercanos a sus satélites, en los que se procura obtener, además, la mayor cantidad de datos científicos posibles.

Phobos

Y no es una tarea fácil porque estos sobrevuelos son muy rápidos y, por tanto, muy cortos. Michel Breitfellner, Ingeniero de operaciones científicas de Mars Express,  apunta que, de hecho, la nueva visita de Mars Express a Fobos apenas dura diez minutos, y que es un reto especialmente importante para el radar de la sonda.

Una visita fugaz

“Es difícil porque el pase es tan rápido, que es complicado obtener datos científicos relevantes”, indica Breitfellner, que añade que todos los instrumentos de Mars Express, menos uno, observan Fobos durante el sobrevuelo. El orbitador pasa a unos 56 kilómetros de distancia del satélite, así que la cámara de alta resolución, por ejemplo, tiene una gran oportunidad para mostrar nuevas facetas de su superficie.

No es el sobrevuelo más próximo de la luna realizado por Mars Express, un honor que corresponde al de marzo de 2010, a sólo 42 kilómetros de distancia, pero es lo suficientemente cercano como para que sea una cita importante. “Se va a profundizar en lo que ya se sabe”, confirma Breitfellner.

Porque, en los anteriores pases cercanos del orbitador se descubrió, por ejemplo, que su estructura interna es más parecida a una pila de rocas con huecos entre ellas, lo que parece confirmar la teoría de que Fobos y Deimos son asteroides atrapados por la gravedad de Marte. El campo gravitatorio de la luna y la interacción del viento solar con su superficie han sido otros aspectos estudiados en los sobrevuelos.


Fuente: ESA
Website: esa.int


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *