En el borde del cráter Schiaparelli

Un cráter de impacto de 42 km de ancho y varios cráteres más pequeños cubren el borde noroeste de la cuenca Schiaparelli en esta imagen tomada por el satélite de la ESA, Mars Express el 15 de julio de 2010.

 Cráter SchiaparelliLa extensa cuenca recibe su nombre del astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli (1835-1910). El módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje de la misión conjunta de la ESA y Roscosmos ExoMars 2016 también recibió su nombre en honor al mismo astrónomo.

Giovanni Schiaparelli es conocido por observar unas particulares líneas rectas que se formaban en Marte y a las que denominó “canali“. Este término fue traducido erróneamente al inglés como “canal“, en lugar de “channel“, lo que dio lugar a la aparición de imágenes de grandes redes de riego que habían sido construidas por seres inteligentes.

Ahora sabemos que los canales de Schiaparelli eran ilusiones creadas por los telescopios de aquel momento, de baja calidad en comparación con los actuales, y que no hay canales de agua en Marte a día de hoy —si bien existen varias pruebas que demuestran la presencia de agua en el planeta en un tiempo pasado—. La cuenca Schiaparelli podría haber sido uno de los emplazamientos donde hubo agua: las capas de las paredes y los depósitos del suelo sugieren la posible existencia de un lago. La escena que se muestra en esta imagen también ha sido modificada por flujos de lava y erosión eólica.

Mientras tanto, el “otro Schiaparelli”, el de la misión ExoMars 2016, está preparándose, junto con el satélite para el estudio de gases traza, (Trace Gas Orbiter), para dejar Europa y partir hacia lugar de lanzamiento en Kazajistán. Su lanzamiento está previsto para marzo de 2016 y será a bordo de un lanzador Protón ruso, llegará al planeta rojo en octubre.

Mientras que Schiaparelli pondrá a prueba las tecnologías que permitirán a Europa el aterrizaje en Marte, el satélite realizará un inventario detallado de los gases traza de Marte. Aunque están presentes en la atmósfera en cantidades muy reducidas, estos gases, incluido el metano, constituyen una fuente de corriente, por lo que podrían estar relacionados con la actividad geológica y biológica actual.

Como curiosidad para los aficionados al cine, la cuenca Schiaparelli fue elegida como lugar de aterrizaje de la misión Ares IV en Marte, en la película “The Martian”, donde debe llegar el astronauta extraviado para poder ser rescatado. En esta imagen, el camino que toma le conduce justo al borde del cráter. http://www.leonarddavid.com/wp-content/uploads/2015/10/martian_traverse.jpg


Fuente: ESA
Website: esa.int


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *