Saturno y Dione

Saturno tiene numerosas y variadas lunas —hasta la fecha se han descubierto más de 60—. La sonda internacional  Cassini captó en esta imagen a una de las más grandes, Dione, mientras se desplazaba por delante de Saturno.

Dione orbita alrededor de Saturno a unos 377.400 km, aproximadamente la misma distancia que separa la Tierra de la Luna. Su diámetro es aproximadamente la tercera parte que el de la Luna y es algo menos de 1,5 veces más denso que el agua líquida. Aunque se estima que su composición incluye sobre todo agua helada, el hecho de que presente una densidad superior muestra indicios de la existencia de un núcleo de material denso —presumiblemente silicatos, el mismo tipo de roca que forma el manto terrestre—.

En esta imagen, se ve a Dione pasar por la faz de Saturno, un fenómeno conocido como tránsito. La línea oscura que atraviesa la imagen por la mitad representa los anillos de Saturno, que no están iluminados desde esta perspectiva, alrededor de un 0,3º por debajo de su plano.

Los tránsitos tienen lugar cuando un cuerpo celeste pasa por delante de otro. El mejor caso para apreciarlos es cuando las lunas pasan por delante de sus planetas padre, o los planetas (o incluso las propias lunas) pasan por delante de sus estrellas padre. Los tránsitos son fenómenos importantes para la astronomía, puesto que permiten a los observadores investigar la atmósfera y la órbita del cuerpo que efectúa el tránsito de forma más detallada.

Podemos observar numerosos tránsitos desde nuestro planeta, como el que ocurre cuando Mercurio y Venus pasan entre el Sol y la Tierra y se aprecian con claridad en forma de dos motas negras que se desplazan por el disco brillante del Sol.

Además, empleando telescopios potentes es posible estudiar planetas más lejanos situados en otros sistemas estelares cuando efectúan su paso por delante de sus estrellas. Los científicos confían firmemente en los tránsitos para descubrir y estudiar exoplanetas.

Dione orbita dentro de la magnetosfera de Saturno, una región del espacio que rodea al planeta y que está repleta de partículas atómicas extremadamente energéticas. Estas partículas caen sobre Dione y se estrellan contra su superficie. Aunque Dione tiene un tamaño y gravedad demasiado reducidos como para aferrarse a una atmósfera por sí mismo, este continuo bombardeo de alta energía libera moléculas de la superficie de la luna que forma una capa fina similar a una atmósfera. Esta tenue atmósfera fue descubierta durante dos de los vuelos de reconocimiento de la sonda Cassini sobre Dione el 11 de octubre de 2005 y el 7 de abril de 2010.

Cassini captó esta imagen de luz visible utilizando una cámara de ángulo estrecho cuando estaba situada a 2,3 millones de kilómetros de Saturno el 21 de mayo de 2015. La imagen tiene una escala de 14 km por píxel.

Saturno y Dione


Fuente: ESA
Website: esa.int


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *