Andreas Mogensen aterriza tras su ajetreada misión en la Estación Espacial

El astronauta de la ESA Andreas Mogensen, el comandante de la nave Soyuz Gennady Padalka y el cosmonauta kazajo Aidyn Aimbetov aterrizaron el sábado a las 00:51 GMT (02:51 CEST 12 September) en la estepa de Kazajstán, finalizando así su misión a la Estación Espacial Internacional.

Andreas se convirtió en el primer astronauta danés cuando abandonó nuestro planeta el pasado 2 de septiembre, en su misión de 10 días de duración iriss. El trío se separó del complejo orbital el 11 de septiembre a las  21:29 GMT (23:29 CEST), a bordo de una nave Soyuz más antigua que la empleada en el trayecto de ida, y que ha permanecido atracada en la Estación.

La ESA dedicó la misión a probar nuevas tecnologías y llevar a cabo una serie de experimentos científicos.

En su primer experimento, Andreas filtró agua sucia con una membrana ‘biomimética’ danesa. Esta membrana imita el mecanismo que emplea la naturaleza para crear agua limpia usando un tipo de nanotecnología que no requiere energía. El resultado será ahora analizado para ver si puede ser usado en el espacio en el futuro.

Andreas manejó dos vehículos desde su hogar temporal en órbita. Su tarea más difícil implicaba insertar una clavija en un agujero con un margen de menos de un milímetro. Esta precisión exigió un sistema de retorno desarrollado por la ESA para hacer posible el control delicado a larga distancia.

Andreas ‘sentía’ los objectos que el vehículo automático tocaba obedeciendo sus instrucciones; el robot estaba en ESTEC -el centro tecnológico de la ESA en Holanda-, y Andreas, orbitando la Tierra a 400 km de altura, a miles de kilómeotros de distancia del vehículo.

El sistema puede funcionar con redes de comunicación lentas y poco fiables, y por tanto está preparada para controlar robots en Tierra en lugares donde la infraestructura es limitada, quizás tras los terremotos.

Andreas vistió durante dos días el ajustado traje SkinSuit, para probar su efectividad a la hora de prevenir que la columna vertebral de los astronautas se alargue en condiciones de falta de gravedad. También tomó muestras microbiológicas del traje, para averiguar si permanece limpio lo suficiente como para llevarlo durante periodos prolongados.

Reemplazo en la nave

Andreas y Aidyn llegaron a la Estación a bordo de la nave Soyuz TMA-18M, al mando del comandante Gennady Padalka. Gennady completaba una misión de seis meses. El trío dejó en la Estación la nave recién llegada, a disposición del astronauta de la NASA Scott Kelly y del cosmonauta Mikhail Korniyenko, que permanecerán casi un año en el espacio para estudiar la adaptación de los humanos a los vuelos de larga duración.

De vuelta a Tierra

La misión iriss no ha terminado para Andreas: volará vía Moscú al centro de astronautas de la ESA en Colonia, en Alemania, para que los investigadores sigan analizándolo y puedan así completar los experimentos.

Los equipos de tierra, que trabajan las 24 horas en el Centro de Control Columbus en Oberpfaffenhofen, Alemania, y los centros de operaciones y soporte a los usuarios (USOC, en siglas en inglés), distribuidos por toda Europa, seguirán operando el laboratorio espacial Columbus, de la ESA, así como dando soporta a la tripulación de seis astronautas internacionales a bordo de la Estación.

En menos de tres meses el siguiente astronauta de la ESA que parte al espacio, Timothy Peake, iniciará su misión de cinco meses Principia, cuyo lanzamiento está previsto para el 15 de diciembre.


Fuente: ESA
Website: esa.int


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *