El observatorio del Roque de los Muchachos detecta 5 nuevos asteroides cercanos a la Tierra

Fruto del programa EURONEAR (European Near Earth Asteroid Research), este descubrimiento ha dado a conocer, entre otras cosas, el cuarto cuasi satélite de la Tierra, es decir un asteroide que recorre su órbita alrededor del Sol sincronizado con nuestro planeta y que lleva el poco apasionado nombre de 2014 OL339.

El programa EURONEAR se puso en marcha en 2006 con el objetivo de estudiar los asteroides próximos a la Tierra (NEAs, acrónimo inglés de Near-Earth Asteroids) y, en particular, los potencialmente peligrosos, aquellos que cruzan la órbita de nuestro planeta y, por tanto, existe cierto riesgo de que colisionen con él. Este programa cuenta con una red de 20 telescopios distribuidos por todo el mundo, entre los que se encuentran el INT y el Telescopio William Herschel (WHT), ambos pertenecientes al Grupo de Telescopios Isaac Newton (ING por sus siglas en inglés) y situados en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma.

Observatorio del Roque de los Muchachos

En la actualidad, se conocen más de 12.000 NEAs, la mayor parte descubiertos mediante grandes sondeos liderados por instituciones de los EEUU, y se estima que deben existir otros 10.000 con tamaños superiores a los 100 metros que aún no han sido descubiertos. Determinar con precisión las órbitas y tamaños de estos asteroides es de gran importancia para identificar cuáles podrían tener un encuentro con la Tierra, en qué momento podría producirse y cuáles podrían ser las consecuencias del mismo.

Colaboración con estudiantes y astrónomos aficionados

“EURONEAR es el primer proyecto europeo que pretende contribuir a la investigación en NEAs”, explica Ovidiu Vaduvescu, fundador de EURONEAR, astrónomo del ING y asociado al IAC y al Instituto de Mecánica Celeste y de Cálculo de Efemérides (IMCCE). “Al no disponer de telescopios dedicados únicamente a la búsqueda y caracterización de NEAs, el objetivo del proyecto no es convertirse en un sondeo, sino mejorar nuestro conocimiento de las órbitas de NEAs poco conocidos, utilizando un equipo compuesto en su mayoría por estudiantes y astrónomos aficionados.”

Además del trabajo rutinario de seguimiento de asteroides conocidos que ha conseguido mejorar en los últimos años las órbitas de más de 1.500 NEAs y otros tantos asteroides del cinturón principal (conjunto de asteroides que se encuentran orbitando el Sol entre Marte y Júpiter), desde principios de 2014 se han desarrollado con el INT tres programas destinados a mejorar nuestro conocimiento de las órbitas de NEAs que sólo habían sido observados previamente en una oposición (un asteroide se dice que está en oposición cuando se encuentra en el punto del cielo diametralmente opuesto al Sol, de modo que la Tierra se encuentra entre éste y el asteroide), así como el seguimiento rápido de NEAs recién descubiertos. El INT es un telescopio apropiado para observar este tipo de objetos, muy débiles, cuyo brillo suele estar por debajo del límite de detección de otros telescopios que se usan para rastrearlos.

Gracias a estos programas, el equipo, liderado por Ovidiu Vaduvescu y formado por 10 estudiantes y astrónomos aficionados, algunos trabajando vía internet, descubrió en junio de este año el que posteriormente fue denominado 2014 LU14. Este objeto ha pasado a ser el primer NEA descubierto y confirmado por EURONEAR, el primero hallado con el INT y también el primero de este tipo descubierto desde el Observatorio del Roque de los Muchachos.

En los meses posteriores a este primer hallazgo, el grupo de investigadores ha descubierto otros 4 NEAs y esperan poder seguir incrementando este número en el futuro. Para realizar estos descubrimientos ha sido fundamental el trabajo de estudiantes y astrónomos aficionados, quienes han examinado miles de imágenes, comparándolas, para buscar y medir todos los objetos que se desplacen en ellas, usando un software apropiado.

Los NEAs descubiertos hasta la fecha con el INT son:

2014LU14 – Observado la noche del 1 al 2 de junio de 2014, descubierto por el astrónomo aficionado Lucian Hudin (Rumanía).

2014NL52 – Observado la noche del 9 al 10 de julio de 2014, descubierto por el astrónomo aficionado Lucian Hudin (Rumanía). Se trata de un asteroide que rota a gran velocidad, dando una vuelta sobre sí mismo cada 4 minutos, lo que lo sitúa muy cerca del límite de fragmentación para su tamaño.

2014OL339 – Observado la noche del 28 al 29 de julio de 2014, descubierto por el astrónomo soporte Farid Char (Chile). Se trata de un cuasi-satélite de la Tierra, el cuarto conocido y el primer cuasi-satélite Atón (asteroide cuya órbita tiene un semieje mayor menor que el de la Tierra). Este objeto se encuentra en resonancia orbital con la Tierra, lo que generalmente lo mantendría en una órbita estable cercana al planeta durante largos períodos de tiempo. Sin embargo, la órbita de este asteroide es bastante inestable y está influenciada por la gravedad terrestre. Se ha publicado recientemente un artículo respecto a este NEA: http://mnras.oxfordjournals.org/content/445/3/2985.abstract

2014SG143 – Observado la noche del 17 al 18 de septiembre de 2014, descubierto por el astrónomo aficionado Lucian Hudin (Rumanía). Es el mayor objeto de los hallados, de aproximadamente 1 km de longitud.

2014VP – Observado la noche del 3 al 4 de noviembre de 2014, descubierto por los astrónomos aficionados Lucian Hudin y Radu Cornea (Rumanía). Se trata de un objeto bastante brillante. 


Fuente: Instituto de Astrofísica de Canarias (http://www.iac.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *