Descubren uno de los transmisores de las molestias causadas por la enfermedad del ojo seco

La enfermedad del ojo seco es quizá la que se da con más frecuencia en pacientes de edad avanzada en todo el mundo pero hasta ahora no se sabía cuál es el mecanismo molecular que hay detrás de este molesto padecimiento que, en casos extremos, produce tal disminución en la cantidad y calidad de las lágrimas que puede desembocar en ceguera. Como siempre, desde este primer paso hasta descubrir cómo se puede mecanismo molecular defectuoso, todavía queda un largo trecho; pero el primer paso ya está dado.

El ojo seco viene causado por trastornos en la cantidad y calidad de la lágrima. Da lugar a dolor e irritación ocular continua, parpadeo aumentado y visión alterada, pudiendo llegar a ocasionar ceguera. “Hasta ahora sabíamos que el sistema nervioso es sensible al aumento en la concentración de sales, que a su vez causa la disminución en el volumen de la lágrima propia de la enfermedad del ojo seco, pero desconocíamos el mecanismo molecular responsable de la excitación de estos nervios”, explica el investigador Carlos Belmonte, del Instituto de Neurociencias, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Miguel Hernández.

Investigación sobre el ojo seco

Según los autores del estudio, la proteína TRPM8 podría ser la responsable de las señales nerviosas que les llegan al cerebro a los enfermos de ojo seco y les provocan el aumento del parpadeo y las sensaciones de dolor.

“Hemos trabajado con ratones modificados genéticamente para suprimir la acción de la proteína TRPM8, que está presente en las fibras nerviosas de la superficie ocular, y hemos podido comprobar que, en condiciones similares de concentración de sal en la lágrima, nuestros ratones parpadeaban menos que los ratones que no habían sido sometidos a esta modificación genética”, concluye el investigador del Félix Viana del Instituto de Neurociencias.

Talisia Quallo, Nisha Vastani, Elisabeth Horridge, Clive Gentry, Andres Parra, Sian Moss, Felix Viana, Carlos Belmonte, David A. Andersson y Stuart Bevan. TRPM8 is a neuronal osmosensor that regulates eye blinking in mice. Nature Communications. DOI: 10.1038/ncomms8150.

1 Comment

  1. montler

    Tengo 32 años y mis ojos también suelen estar muy secos,cuando están extra secos parpadeo mas y me salen unas burbujitas en el interior del párpado..he comprado el spray colirio de por fuera ,cuando lo uso me siento mas aliviada y no esfuerzo tanto los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *